Sábado 17 de Abril de 2021

19 de julio de 2018

A 55 años de un éxito fabricado en argentina

El Falcon con matriz en Estados Unidos se comercializó por 28 años liderando el mercado entre 1963 y 1991

El 15 de julio de 1963 salió de la línea de montaje de General Pacheco el primer Falcon construido por argentinos. Esta carrocería contenía las modificaciones ya efectuadas en Estados Unidos. Desaparecía entonces la particular luneta curva y se modificaron las luces traseras y el panel de instrumentos.

El 14 de diciembre de 1964 estaba terminada la primera unidad denominada Futura. El techo de vinilo, los asientos del tipo butaca (toda una novedad para la época) y la consola central eran las principales novedades del nuevo modelo. En 1965 se comercializaron 15.442 unidades y el Falcon alcanzó su primer galardón, ya que en ese año fue el auto más vendido del país, con un 6 por ciento de penetración en el mercado.

A principios de 1966 se produjo la primera renovación de importancia del Falcon. Pero el cambio más importante fue el del motor. Aunque se fabricaba desde 1965, fue a partir de 1966 cuando todos los Falcon se equiparon con el nuevo motor de 187 pulgadas cúbicas (3064 cm3) cuyo desarrollo fue íntegramente nacional. La potencia de éste era de 116 caballos de fuerza y se sumaba al ya existente 170.

El proyecto Falcon comenzó en julio de 1957 en Estados Unidos, en aquel año Ford Motor Company decide comenzar a trabajar en un automóvil de tamaño más pequeño que los Ford de esa época y más grande que los europeos que se comenzaban a importar, el vehículo, un compacto de acuerdo a los estándares estadounidenses, de 6 cilindros y con capacidad para 6 pasajeros. El primer «compacto» de Ford nació bajo el nombre de «Ford Falcon» o simplemente Falcon a fines de 1959.

Las versiones en que comercializadas en ese mercado son: sedán de dos y cuatro puertas, cupé sin parantes, descapotable, familiar de dos y cuatro puertas.

El Falcon, aunque de menor tamaño que sus rivales, tiene todas las virtudes necesarias para satisfacer al usuario norteamericano quien exige de un automóvil, confort, velocidad y el espacio suficiente como para llevar cómodamente seis personas. En su país de origen el Falcon sufrió muchos cambios de línea que lo alejaban cada vez más de la idea por la que fue concebido.

El Ford Falcon se fabricó no sólo en su país natal, sino también en Argentina y Australia.

En el caso de nuestro país hoy se cumplen 55 años de aquel acontecimiento trascendente de la industria nacional.

COMPARTIR:

Comentarios