Domingo 29 de Noviembre de 2020

  • 29.1º
  • Mayormente nublado

29.1°

El clima en Los Toldos

17 de octubre de 2017

Stealthing, la peligrosa tendencia sexual que ya es considerada una forma de violación

Las condiciones de la práctica suelen no contar con el consentimiento de ambas partes
A través de las redes sociales empezó a circular una tendencia sexual que es considerada una forma de violación, ya que no cuenta con el consentimiento de ambas partes.

Son parejas ocasionales, que por lo general se conocen por Tinder, se llevan bien y deciden tener sexo.

El problema es que en el medio del acto sexual, el hombre se saca el preservativo disimuladamente, sin que la mujer se entere. En el caso de que ella se diera cuenta, la obliga a seguir.

La práctica se llama “stealthing” o “stealth sex”. Su significado proviene de hacer algo de manera oculta.

Algunos especialistas empezaron a registrar este fenómeno porque aparecieron una serie de casos concretos.

Muchas mujeres denunciaron que fueron engañadas por sus parejas sexuales, que éstas se sacaron el preservativo sin consultarles y luego ellas se enteraron al verlo tirado en el piso.

La Justicia lo considera una violación, ya que en la mayoría de los casos, si las mujeres hubiesen sabido que los hombres se iban a deshacer del preservativo en la relación sexual, se habrían negado.

La psicóloga María Soledad Dawson, coordinadora de los “Equipos Móviles de Violencia Sexual” del Ministerio de Justicia y DD.HH. de la Nación, explicó por qué es considerado una forma de violación: “Por el no consentimiento. Vos acordaste tener relaciones sexuales, pero no consentiste que sea bajo esas condiciones”.

Ya comenzaron a aparecer denuncias de mujeres en Argentina: “En todos los casos, denuncian que los varones se sacaron el preservativo durante el acto sexual y las forzaron a continuar hasta que ellos eyacularan. A veces les dicen ‘no te preocupes, me lo saco pero termino afuera’, algo que luego no sucede y que tampoco evita un embarazo ni una enfermedad de transmisión sexual. No son muchas las que denuncian. Como son relaciones ocasionales, muchas sienten vergüenza, tienen la sensación de que son responsables”, expresó la especialista.

Además, se encontraron foros en los que, los hombres que lo hacen, ofrecen “tips, trucos y técnicas” para asegurarse de que ellas no sospechen. Entre ellos aconsejan tener preparado un acting para el momento que ella encuentre el preservativo vacío en el piso.

Pero, si bien esta técnica se reconoce como violación, no es fácil para una mujer probarlo ante la Justicia.

“Creo que es muy difícil. Supongamos que la chica contrae una enfermedad o queda embarazada ¿Cómo probar que el hombre se sacó el preservativo a propósito y que no se pinchó?”, dice Irene Meler, doctora en psicología y coordinadora del foro de psicoanálisis y género de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios