28 de noviembre de 2015

¿Cae un mito?: cuestionan que la vitamina C cure el resfrío

Una revisión de 29 estudios indica que tiene otros beneficios, pero que no incide en los resfríos ni gripes...

¿La vitamina C cura el resfrío? Esta pregunta, cuya respuesta durante los últimos cincuenta años fue un si contundente a partir del trabajo de difusión de un premio Nobel de Quimica, Linus Pauling, aparece ahora cuestionada por una revisión de 29 estudios realizados en los últimos 40 años y centrados en esta vitamina, que fue planteada por una revista científica. Según este trabajo, las investigaciones realizados sobre la vitamina C en las últimas cuatro décadas demostraron numerosos beneficios, entre ellos el de combatir el estrés, prevenir la hipertensión, mejorar la salud cardíaca y actuar como un efectivo antioxidante. Pero ninguno habría demostrado que la vitamina C acorte las infecciones del tracto respiratorio, las evite, ni reduzca sus síntomas.

Así surge de la revisión de estudios sobre la vitamina C publicada recientemente por la revista académica especializada en salud The Cochrane Library, que no obstante encontró muchos beneficios referidos a esta vitamina.

La revisión también le apunta a otra idea instalada sobre la vitamina C, que considera a la naranja como la fruta por excelencia que hay que consumir para obtener altas cantidades de este micronutriente. En ese sentido, los autores del trabajo destacan que trabajos más recientes muestran que la presencia de la vitamina C es todavía mayor en alimentos que no se asocian popularmente con ella, como por ejemplo, las frutillas o el pimiento rojo.

La revisión de estudios, que incluyó 29 trabajos realizados en torno a la vitamina C en las últimas décadas, encontró beneficios en el consumo de suplementos de esa vitamina para muchas dolencias, entre ellas la hipertensión y las cardiovasculares, pero ningún efecto sobre el resfrío

En el mundo académico las opiniones ya estaban divididas en torno a este tema aún antes de publicarse este trabajo y hay quienes relativizan el poder de la vitamina C contra el resfrío diciendo que en todo caso el consumo de dosis grandes de ella pueden ayudar a reducir la duración de un resfriado, pero no hay pruebas de que protejan contra el hecho de contraerlo.

Algunos médicos consideran que un suplemento de vitamina C puede ayudar sólo en los casos en los que la persona que lo toma tenga un déficit de esta vitamina o aquellas personas, como los deportistas de alto rendimiento, que hacen ejercicios extenuantes de manera rutinaria.

En este caso, los profesionales hablan de la necesidad de mantener una dieta equilibrada para cubrir las necesidades de vitaminas y minerales y que la respuesta a la vitamina C va a estar condicionada también por el sujeto. Por caso, a las personas que tienen una enfermedad renal no deben tomar suplementos de esta vitamina,

Pero en el debate son muchos también los defensores de la vitamina C como aliada contra el resfrío.

“Las propiedades de la vitamina C contra el resfrío fueron estudiadas y trabajadas por Linus Pauling, creador de la medicina ortomolecular que incluso escribió un libro que fue muy difundido sobre este tema y que sigue siendo una referencia para muchos médicos”, indicó por caso el nutricionista platense Norberto Russo.

En todo caso, el trabajo de la revista especializada mostró como, más allá del alcance de este supuesto atributo de la vitamina C sobre el resfrío sí se pudieron comprobar fehacientemente, en investigaciones recientes, otras propiedades de la vitamina C que se desconocían.

Samuel Campbell, un biólogo de la Unversidad de Alabama demostró que el consumo de vitamina C tiene un efecto desestrestante, ya que actúa sobre la respuesta de la glándula adrenal del estrés reduciendo los niveles de cortisol en la sangre, que es la hormona que segregamos en situaciones de emergencia.

Otro estudio, llevado adelante por científicos de la Universidad Estatal de Oregon, demostró que un suplemento diario de 500 miligramos de vitamina C reduce la presión arterial en pacientes hipertensos. El estudio mostró que esa reducción se ubicó en el orden del 9%, lo cual “”aporta un modo relativamente sencillo de mantener la presión arterial de estos pacientes en niveles adecuados sin los costos ni los posibles efectos secundarios negativos de la mayoría de los fármacos”, según explicó el investigador Baiz Frei en la presentación de las conclusiones de su trabajo en la revista American Jorurnal of Nutrition.

Otro estudio realizado por el oncólogo Chi Dang, de la Universidad Johns Hopkins demostró que por su efecto antioxidante, la vitamina C puede ser también un eficaz aliado en la lucha contra el cáncer al bloquear la proteína HIF-1, que es la que permite que, cuando falta oxígeno, las células cancerígenas puedan seguir convirtiendo el azúcar en energía.

Por último, otro estudio, realizado por la Universidad de Colorado sugiere que un suplemento diario de vitamina C puede resultar beneficioso para el sistema cardiovascular

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios