29 de julio de 2018

¿Duerme con el móvil en la mesita de luz? Hoy dejará de hacerlo

¿Sabe cuántos minutos han durado sus últimas tres conversaciones por el móvil?
Lo más probable es que no. No es algo en lo que reparemos; lo hacemos a todas horas...

Sin embargo, sigue aumentando el número de pruebas que vinculan las ondas electromagnéticas con enfermedades muy graves (cáncer, trastornos graves de sueño, alzhéimer, leucemia infantil, cataratas…). 

Hace no mucho un investigador recordaba el caso de un adolescente que había desarrollado síntomas de alzhéimer tras haber dormido con el móvil debajo de la almohada durante una temporada. Sí: sólo por dormir con él bajo la almohada. 

Ya ve que saber cómo protegerse de la radiación electromagnética no es una cuestión baladí. Sobre todo, cuando se sabe que el número de tumores cerebrales aumenta entre las personas que se pasan al móvil más de 30 minutos al día (es decir, con sólo 3 “inocentes” llamadas de 10 minutos al día…). 

Y el problema no es sólo el teléfono móvil, dado que hoy día estamos literalmente rodeados de dañinas radiaciones electromagnéticas. 

Y es una información tan esencial que queremos que llegue a ud. Porque es fundamental contar con la información necesaria para tomar las decisiones adecuadas respecto a nuestra propia salud. 

COMPARTIR:

Comentarios