23 de noviembre de 2015

Una provincia amarilla: Mauricio Macri ganó en 104 de los 135 municipios

La provincia gobernada por Daniel Scioli prefirió el cambio. El candidato kirchnerista se impuso sólo en 31 partidos

Scioli tuvo más votos, pero Cambiemos se quedó con la mayoría de los municipios

El triunfo de María Eugenia Vidal en la Provincia frente a Aníbal Fernández anticipó en la primera vuelta el panorama complejo con el que se encontraría el 22 de noviembre el actual gobernador de la Provincia y ex candidato presidencial por el kirchnerismo, Daniel Scioli.

Ayer, en el ballotage en el que el jefe de Gobierno porteño fue elegido como próximo presidente de los argentinos, se dio un escenario particular: Mauricio Macri ganó en 104 de los 135 municipios bonaerenses, pero Daniel Scioli fue el candidato más votado de la provincia. Uno de los factores que explica este fenómeno es que el Frente para la Victoria logró mantener su hegemonía en el Conurbano, donde se encuentran los municipios con la mayor densidad poblacional.

Scioli ganó en el Conurbano, pero perdió en casi todo el resto de la provincia de Buenos Aires
Por ejemplo, Scioli ganó en Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Esteban Echeverría, Escobar, Ezeiza, Florencio Varela, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, Lanús, La Matanza, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Pular, Presidente Perón, Quilmes y San Miguel.

No obstante, la rotunda victoria de Macri en varios municipios del primer cordón metropolitano fue uno de los datos más destacados de la jornada electoral. Cambiemos triunfó en Tres de Febrero, Morón, San Martín, Campana, Tigre, San Fernando, San Isidro y Vicente López.

A excepción de Laprida y Tres Lomas, donde ganó Scioli, en el interior de la provincia de Buenos Aires prácticamente no hubo discusión. Cambiemos ganó en el resto de las intendencias y en muchos distritos sacó más diferencia que el 25 de octubre.

COMPARTIR:

Comentarios