21 de septiembre de 2015

Una serpiente en cautiverio vuelve a reproducirse sin aparearse

Esta forma de reproducción es poco común. Ocurre sólo en algunos insectos, peces, anfibios, pájaros y reptiles

Por segunda vez, una serpiente que vive en cautiverio en el sureste de Missouri (EE.UU.) tuvo crías sin interactuar antes con un miembro del sexo opuesto.

Una serpiente de agua de vientre amarillo se reprodujo por sí misma en el 2014 y de nuevo este verano, indicaron los responsables del Centro de Conservación de Naturaleza del cabo Girardeau.

La serpiente vive en cautiverio y sin un compañero macho desde hace casi ocho años. Un becario que cuida del animal encontró las cápsulas con las crías recién puestas en julio.

Las crías de este año no sobrevivieron, pero las dos nacidas el año pasado pueden verse en el centro de naturaleza.

Estos nacimientos son poco comunes, señaló el herpetólogo del Departamento de Conservación Jeff Briggler, pero pueden producirse en algunas especies a través de un proceso llamado partenogénesis. Ocurre en algunos insectos, peces, anfibios, pájaros y reptiles, incluidas algunas serpientes, pero no en mamíferos.

La partenogénesis es un tipo de reproducción asexual en el que se desarrollan crías a partir de huevos sin fertilizar, de modo que no hay contribución genética de un macho.

El departamento de conservación señaló que no hay otros casos documentados de partenogénesis en una serpiente de esta especie.

Como otras serpientes acuáticas, esta especie da a luz a crías vivas en lugar de poner huevos de los que salen las crías.

Hay un cierto orgullo en tener la primera serpiente de la especie que se sabe se reproduce a través de partenogénesis, dijo A.J. Hendershott, supervisor regional de educación y participación para el departamento de conservación del estado.

"Así es como se hacen descubrimientos teniendo animales en cautividad", dijo Hendershott. "Uno aprende sobre lo que son capaces de hacer".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios