Martes 11 de Agosto de 2020

  • 11.3º
  • Soleado

11.3°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

1 de octubre de 2014

HECTOR LUBERRIAGA: "Arlía es un sinvergüenza", sostuvo el concejal

Las declaraciones del ministro de Infraestructura de la Provincia, Alejandro Arlía, respecto a las inundaciones en la cuenca del Salado provocaron la reacción de diferentes sectores del ruralismo y la política bonaerense.

Arlía, según trascendió, había manifestado que “si no hubiese sido por las obras, hubieran desaparecido Dolores, Maipú, Castelli y Viamonte”. Ante estas afirmaciones, uno de los que expresó su rechazo fue el presidente del bloque de concejales del Frente Amplio UNEN – UCR de General Viamonte, Héctor Luberriaga, quien se refirió a Arlía como un sinvergüenza.

Es un sinvergüenza. ¿Cómo puede una persona cometer un acto semejante de cinismo teniendo la mitad de la Provincia inundada, con escuelas y localidades aisladas, con productores desesperados?”, se preguntó el edil y agregó: “Es vergonzoso que diga que si no hubiera hecho obras habría desaparecido Viamonte. No sabe ni donde está General Viamonte. Hace 10 años que la Provincia no hace una sola obra hídrica en nuestro distrito. Hidráulica no existe, no tiene presupuesto. El Municipio y los productores tienen que poner la plata para las obras que debería hacer el Gobierno de Scioli, le cobran millones de impuestos al campo y se lo gastan en cualquier cosa menos en solucionar estos problemas”. Enojado, Luberriaga insistió: “Debería pedir disculpas por mentirle a la gente. Porque si no salimos nosotros a desmentir estos disparates que dijo Arlía, por ahí algún habitante de otro pueblo de la Provincia se puede llegar a creer que realmente hicieron obras, cuando hace 10 años que no hacen nada, ni obras hídricas, no caminos, no rutas, ni viviendas. La Provincia abandonó a General Viamonte hace rato”. El concejal además sostuvo: “Arlía nos toma el pelo a los viamontenses. Hace años que prometieron reparar la Ruta 65 y no lo hicieron, se muere gente y él no se hace cargo. La localidad de Zavalía tuvo el agua a 20 metros la semana pasada y si no hubiese sido por los vecinos y la Municipalidad, se inundaba. Con El Tejar pasa lo mismo, con chicos sin clases y los chacareros fundidos”. Finalmente Luberriaga manifestó: “Sus declaraciones son una tomada de pelo a la gente, una provocación que en momentos de desesperación como el que vivimos generan rechazo, malestar y reacciones. Que después no se queje.”

COMPARTIR:

Comentarios