Martes 27 de Octubre de 2020

  • 14.6º
  • Mayormente nublado

14.6°

El clima en Los Toldos

10 de junio de 2014

Cada vez son más las mujeres que consultan por adicciones

Un estudio del Ministerio de Salud de la Provincia sobre la población que consulta por adicciones mostró que, en los últimos cuatro años, aumentó en casi cuatro puntos porcentuales la cantidad de mujeres que inicia un tratamiento. Así, pasaron del 26,1 al 30,3 por ciento del total de consultantes.

En ellas, tanto la droga con la que inician el consumo como la que las lleva a buscar ayuda en un centro especializado es mayormente el alcohol, con el 25 por ciento de las pacientes entrevistadas”, precisó el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia. Y aclaró que el estudio analizó una muestra representativa de 1.761 casos atendidos en algunos de los 205 centros que tiene la Provincia, tanto en lugares propios como en clubes barriales, parroquias, centros de fomento y organizaciones de la comunidad. “La idea es no quedarnos solamente a esperar al paciente en los CPA sino salir a buscarlo allí adónde vive, a donde están las drogas, y generar estadísticas confiables sobre este problema que nos permitan una mejor intervención para mejorar la calidad de vida de las personas y para contribuir, también, a las diversas políticas de prevención en materia de seguridad que impulsa el gobernador Scioli”, explicó Collia. La tendencia a un aumento en el consumo entre las mujeres ya se vio reflejada, este verano, en un relevamiento que el ministerio de Salud de la Provincia hizo en las guardias de seis ciudades de la costa atlántica. Por un lado, se redujo un 37 por ciento la cantidad de jóvenes atendidos en hospitales por abuso de sustancias, pero por el otro, aumentó la cantidad de mujeres que ingresaron intoxicadas, sobre todo con alcohol y psicofármacos: el porcentaje femenino pasó del 37 al 50 por ciento del total de consultas. De todo, mucho Otro de los datos que se destacan y llama la atención de los equipos de la Subsecretaría de Salud Mental y Atención de las Adicciones es el incremento en 9 puntos porcentuales de los casos femeninos de policonsumo. Hace cuatro años el 37,4 por ciento de las mujeres que requerían tratamiento por adicciones lo hacía con un cuadro de policonsumo. Hoy son el 46,3 por ciento las que hacen un uso de problemático de varias drogas al mismo tiempo. Los especialistas explican que estas pacientes que hacen un uso problemático de varias sustancias psicoactivas suelen, por ejemplo, consumir alcohol, cocaína y pastillas, o alcohol más cocaína y marihuana. Pero todos coinciden en que la mayoría de estas posibles combinaciones -que generan graves peligros para la salud de las consumidoras-, contienen alcohol, sustancia que continúa a la cabeza de los consumos problemáticos en la mujer. “Si bien no es posible generalizar, sabemos que históricamente gran parte de las mujeres que consumen se negaban a consultar por temor a los prejuicios que podían recaer sobre ellas”, explicó Andrea González, referente del Observatorio sobre el Uso de Sustancias Psicoactivas de la Provincia. Y agregó que el aumento en las consultas “quizá signifique que el tema está más difundido y que hay menos trabas en el acceso a los tratamientos”. A partir de las cifras, los especialistas también deducen que el uso problemático de drogas continúa siendo mayor entre los hombres. Del mismo estudio se desprende que subió un cuatro por ciento la cantidad de mujeres sin trabajo que consultan a los CPA, y un seis por ciento, la cantidad correspondiente a mujeres con causas penales pendientes. De este modo, explican los especialistas en adicciones, se observa que hay un incremento del consumo problemático en los sectores sociales más vulnerables y en condiciones de exclusión. En el estudio, al tomar en cuenta a las mujeres con mayor vulnerabilidad social, se nota un mayor consumo de pasta base -más conocida como “paco”-, que asciende al 11 por ciento. Mientras que la media de consumo de esta sustancia en el grupo general de mujeres no supera el cuatro por ciento. “Las situaciones de soledad, abandono, violencia sumado a la baja escolarización y a la imposibilidad de sostener un trabajo al sufrir por la adicción pone a las mujeres en una situación de desprotección preocupante, máxime si tienen hijos”, dijo González. La no intervención es, por lo tanto, de un riesgo notable. Por eso, desde la Subsecretaría de Adicciones instaron a pedir ayuda en los CPA de la Provincia o bien a través del Fonodroga, la línea gratuita del Ministerio de Salud provincial 0800-222-5462.

COMPARTIR:

Comentarios