Viernes 4 de Diciembre de 2020

  • 14.4º
  • Mayormente soleado

14.4°

El clima en Los Toldos

17 de enero de 2018

Investigan el uso de una semilla del norte argentino para desarrollar un medicamento contra el Parkinson

Investigadores argentinos buscan utilizar la semilla de mucuna para reemplazar la levodopa, la más utilizada contra la enfermedad. En esa zona del país los pacientes utilizan este producto natural porque no pueden acceder a los fármacos tradicionales o porque creen que es más efectivo.

La mucuna o “poroto terciopelo” es una leguminosa tropical, que en la Argentina crece en la zona del litoral, en especial Corrientes y Formosa. El polvo que se hace de las semillas de esta planta contiene altas concentraciones de levodopa, un precursor del neurotransmisor cerebral dopamina, por lo que hace mucho tiempo se utiliza como medicina natural para tratar los síntomas del Parkinson. En los últimos tiempos, en esas provincias los médicos y entidades de pacientes detectaron que las personas usan este tratamiento natural cuando no logran acceder al medicamento que contiene L-Dopa, ya que suele ser caro. Además, por tradición, aseguran que tiene mejor efectividad que el producto farmacéutico. Ante esto, investigadores argentinos iniciaron un proyecto para dar con un fármaco seguro a base de esta semilla. 

La iniciativa se lleva adelante en la carrera de Farmacia de la Universidad de Belgrano. Ante el uso tradicional de las personas en Formosa y Corrientes con Parkinson de esta semilla, investigadores de esta casa de estudio comenzaron a pensar en un medicamento en base a mucuna que pueda reemplazar el tratamiento con levodopa, a menor costo. “Los pacientes optan por este tratamiento no sólo por razones económicas sino por su mayor eficacia y especialmente por sus menores efectos adversos”, sostuvo Silvia Debenedetti, quien junto a la Farmacéutica Nadua Nacul, lleva adelante esta investigación, en una entrevista con el portal Argentina Investiga. “La Mucuna pruriens es una planta trepadora originaria de India, invasora en el norte argentino. Se utiliza desde hace más de mil años en la medicina ayurveda, en el tratamiento de una enfermedad denominada Kampavata, considerada hoy, por sus síntomas, un sinónimo de Parkinson”, explicó. 

Debenedetti aseguró que “el tratamiento con levodopa tiene un sinnúmero de efectos adversos como náuseas y vómitos, hipotensión postural o estable, taquicardia auricular y extrasístoles ventriculares, alteraciones del sueño, pesadillas, etc. Los estudios indican claramente que la presencia de otros componentes en las semillas de mucuna contribuye a mejorar la eficacia del tratamiento”. Un medicamento de estas características no existe en el país, pero se puede acceder en otros países a preparados. Hasta el momento, el estudio logró algunos pasos importantes, como lograr un método de extracción del material vegetal y un método de cuantificación de L-Dopa. “Actualmente nos encontramos en la etapa de diseñar una forma farmacéutica apropiada para la dosis establecida y comenzar la monografía del producto para su registro como medicamento herbario”, remarcó la especialista. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios