Jueves 3 de Diciembre de 2020

  • 20.1º
  • Mayormente despejado

18.5°

El clima en Los Toldos

22 de diciembre de 2017

Empachos, resacas… ¡la que se nos viene encima!

Tiempo de familia, de regalar, de compartir… ¡y de comilonas y resacas!
Tiene a su alcance un sinfín de soluciones eficaces y naturales. ¡Utilícelas en estas fechas!

Para acabar con la hinchazón de estómago y los gases

La acumulación de comidas copiosas, mucho más calóricas de lo habitual y cargadas de dulces, pasa factura al estómago, lo que se traduce en hinchazón, ardor, gases y flatulencias. 

Para acabar con esos efectos no hay nada mejor que la siguiente tisana carminativa, muy eficaz para la aerofagia, la colitis, la hinchazón, el hipo y hasta las náuseas. 

Mezcle las siguientes semillas a partes iguales: anís verde, eneldo, carvi, comino, cilantro, angélica e hinojo. Emplee una cucharada sopera de la mezcla por cada bol de agua fría, caliente hasta que hierva, apague el fuego y deje infusionar entre 10 y 15 minutos. 

¡Verá cómo funciona!

Contra la resaca

Las resacas son bastante menos agradables que las veladas que las han provocado. Para evitarlas, voy a darle la solución que ha encontrado un equipo de investigadores australianos, por si quiere aplicarla estas fiestas tan llenas de celebraciones. 

Los investigadores han descubierto que la pera asiática llamada nashi es capaz de combatir el malestar que provoca el exceso de alcohol a través de un mecanismo de refuerzo de la actividad de las enzimas hepáticas encargadas de metabolizarlo, lo que evita sus efectos nocivos. 

Para librarse de los síntomas de la resaca (náuseas, dolor de cabeza, fatiga, malestar…) debe tomar tres peras nashi (ó 220 ml de zumo) antes de salir de copas. ¡Atención! Los mismos investigadores comprobaron que nuestra pera occidental no tiene ningún efecto.

Melancolía navideña

A veces algunas personas sienten una cierta melancolía en estas fechas. El recuerdo de quienes ya no están se hace más presente y se siente una mezcla de tristeza y soledad. Es también la nostalgia de lo que se tuvo (la ilusión, la infancia, la alegría de otras épocas…) o incluso de lo que no se tuvo pero se desearía tener. También es la sensación de sentirse obligado a celebrar, a consumir, a divertirse… de sentirse fuera de lugar. 

La melancolía navideña es una bruma en el corazón de algunas personas, que tiene una gran aliada en una planta medicinal de excelentes propiedades contra la depresión leve, moderada y puntual: el hipérico(o hierba de San Juan). 

Su efecto antidepresivo se debe a dos procesos: por un lado inhibe las enzimas monoamino oxidasas (MAO-A y MAO-B), que degradan serotonina y noradrenalina. Y por otro también inhibe la recaptación de neurotransmisores involucrados en la depresión (serotonina, dopamina, noradrenalina…). Ambos mecanismos favorecen un aumento de la disponibilidad de los neurotransmisores y reafirman la capacidad del extracto de hipérico de tratar y disminuir la depresión. 

La ciencia ha demostrado que el hipérico es tan eficaz que sus efectos son comparables a los de los fármacos antidepresivos habituales, pero por supuesto sin uno solo de sus efectos secundarios. 

La forma más eficaz de tomarlo es en extracto seco en cápsulas, que concentra todos sus principios activos. 

Tan naturales como la propia naturaleza, las plantas y sus potentes principios activos son una eficaz solución para todo tipo de problemas de salud. Y no hablamos sólo de contratiempos navideños, sino de la prevención y tratamiento de todo tipo de dolencias y enfermedades
 

Las plantas que curan

Numerosas enfermedades, que actualmente se tratan con medicamentos poco eficaces o incluso peligrosos, podrían curarse mediante la fitoterapia (tratamiento de las enfermedades mediante plantas o sustancias vegetales):

  • Contra las lumbalgias, esos dolores de espalda a menudo insoportables que son la primera causa de absentismo laboral, tome escrofularia.
     
  • El Ginkgo biloba y el Eleutherococcus senticosus (ginseng siberiano) mejoran el funcionamiento de las neuronas
     
  • El llantén menor es un tratamiento natural de fondo contra el asma
     
  • La melisa mejora la calidad de vida en caso de colon irritable
     

Y lo mismo cabe decir con respecto a numerosas enfermedades muy extendidas:

  • El alga fucus estimula la tiroides
     
  • El alerce refuerza el sistema inmunitario y se recomienda tradicionalmente en caso de infecciones recurrentes, sobre todo para las afecciones otorrinolaringológicas (otitis, sinusitis, laringitis...). 
     
  • El desmodium, el cardo mariano y la fumaria reducen los efectos indeseables de los medicamentos químicos sobre el hígado
     
  • El rábano negro, la vellosilla y la cúrcuma protegen los riñones
     

Pero… ¿quién le cuenta todo esto a los enfermos o a quienes quieren prevenir las enfermedades de forma completamente natural, utilizando el poder de las plantas?

  • Los médicos recetan en un 99 % de los casos medicamentos químicos. ¿Recuerda usted la última vez que le recetaron plantas medicinales? ¿lo han hecho acaso alguna vez?
     
  • En las facultades de medicina tan solo se estudia un número insignificante de plantas, cuando miles de ellas tienen propiedades terapéuticas. 
     
  • ¿Dónde encontrar consejos, cuando sabemos que la mayoría de los farmacéuticos ya no conocen las plantas desde que desaparecieron las fórmulas magistrales en las farmacias? 
     

La mayoría de la gente se queda sin saber que el hinojo ayuda a la digestión (¡por eso sus semillas están en la tisana navideña contra los excesos digestivos que le di al principio!), que el tomillo alivia la bronquitis y tantos otros remedios al alcance de la mano libres de efectos secundarios. 

¿Quién tiene interés en privarnos de remedios naturales y baratos? 

Todo parece organizado para vendernos, a precios desorbitados, medicamentos artificiales que no son más que meras copias de lo que la naturaleza nos ha dejado a todos, gratuitamente, como patrimonio. 

Leyendo esta publicación cada uno podrá aprender con suma rapidez qué plantas son las que previenen y curan, cómo tomarlas y sus interacciones con los medicamentos. Por ejemplo:

  • La Eschscholzia califórnica es un excelente inductor natural del sueño. Prepare una infusión utilizando de 6 a 10 g de planta seca en medio litro de agua y tómelo tres veces al día en caso de ansiedad, así como al acostarse si sufre insomnio. 
     
  • El hipérico tiene la misma eficacia como antidepresivo que los medicamentos químicos. Es una buena alternativa a esos medicamentos, pero siempre conociendo sus incompatibilidades con ellos.
     
  • Las hojas de alcachofa estimulan la actividad del hígado y la secreción biliar, lo que facilita la digestión de las materias grasas. 
     
  • El ortosifón se suele recomendar en la India como remedio contra los cálculos renales (las piedras del riñón, que son sumamente dolorosas). También se recomienda para las personas que padecen problemas urinarios (tipo cistitis). 
     
  • Para las piernas pesadas y los pies hinchados, beba una tisana de diente de león o de saúco negro, que tienen efecto drenante y diurético. 
     
  • El meliloto y el hamamelis combaten las varices y la insuficiencia venosa. 
     
  • El harpagofito (o “garra del diablo”) es una planta de Sudáfrica que se tomaba antiguamente para atenuar los dolores, en especial los derivados del parto, pero es igualmente eficaz para tratar los dolores de las articulaciones, los lumbares y las tendinitis. El efecto del harpagofito se verá reforzado con el incienso (Boswellia carterii) y la hoja de grosellero negro (Ribes nigrum).
  •  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios