16 de septiembre de 2017

Remarcan que en la muerte de Nisman "no hubo rastros"

El periodista de Infobae Román Lejtman, quien anticipó la noticia de que la pericia de Gendarmería determinó que el fiscal fue asesinado, explicó los puntos que dieron un giro en la causa.

El periodista de Infobae Román Lejtman, quien anticipó la noticia de que el informe preliminar de la pericia de Gendarmería determinó que el fiscal Alberto Nisman habría sido asesinado, marcó en diálogo que "no hubo rastros" en la escena de la muerte, salvo la del propio funcionario, consideró que el móvil del presunto crimen fue "la presentación de la denuncia" y opinó que la presunción de inocencia de Diego Lagomarsino "está en crisis".

"Creo que las pruebas son contundentes. Podés dividir la prueba en dos grandes grupos: una es el arma, y otro el escenario del crimen", sostuvo.

En ese sentido, repasó los puntos que le dan un giro a la causa. 

Por el lado del arma, marcó que las pericias comprobaron que la que causó el deceso deja residuos de disparo, pero no encontraron ningún resto de pólvora en Nisman cuando revisaron su cadáver, y que fue encontrada en la puerta del baño al lado del cuerpo, lo que demuestra que le dispararon y tiraron la pistola junto al cadáver.

Además, subrayó que el disparo fue hecho detrás de la oreja y en forma perpendicular, no se apoyó el caño, procedimiento que no es habitual en un suicida, y dijo que "no hay manera de presuponer un suicidio".

En relación a la escena del supuesto asesinato, señaló que el fiscal tenía un golpe en la pierna izquierda y otro en la cabeza, que no encuadran en la hipótesis de suicidio, y sobre los restos de ketamina, sustancia usada para apaciguar a una probable víctima, sostuvo que se encontraron "porciones mínimas, que te deja drogui" y que "en ningún lugar" del departamento se encontró la droga.

"A la casa iba Nisman, la mamá, la señora que limpia, los custodios, las nenas, que eran chicas. En la muerte de Nisman no hubo rastros, sólo de él. No había nada. Ergo, alguien limpió", aseveró.

Para el periodista, el móvil del sindicado crimen "es la presentación de la denuncia" que iba a realizar el fiscal antes de su muerte, aunque aclaró que "hasta ahora no hay evidencias que aten aquello que Nisman denuncia con su asesinato".

En la misma línea, Lejtman manifestó que la presunción de inocencia de Lagomarsino, quien frecuentaba al fiscal, "está en crisis, porque ahora sabemos que hubo un asesinato y el arma asesina la entregó él". 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios