Miércoles 21 de Abril de 2021

20 de diciembre de 2016

Por una deuda el PAMI, las farmacias podrían suspender la atención a jubilados en las Fiestas

Son unos 2.000 millones de pesos que adeuda la obra social de los jubilados. Los farmacéuticos vienen desde hace meses reclamando que se regularice la situación.

Los jubilados de todo el país podrían pasar las fiestas de fin de año sin medicamentos. Una deuda que alcanza los 2.000 millones de pesos del PAMI como los farmacéuticos amenaza con derivar en la suspensión del servicio para los abuelos que tienen cobertura médica con esa obra social.

La advertencia se conoce en la antersala de una reunión entre las cuatro entidades que nuclean a la actividad (Confederación Farmacéutica -Cofa-; Federación Argentina de Cámara de Farmancias -Facaf-; Asociacion de Farmacias Mutuales y Federación Farmecúetica) con el presidente del PAMI, Carlos Regazzoni, para negociar el pago de esa deuda que -según coinciden los propietarios de los comercios- "aleja cualquier alegría de los farmacéuticos por las llegadas de las fiestas y amenaza el servicio a los jubilados".

La relación de las farmacias con la obra social de los jubilados es clave para mantener en pie a los comercios. Hay locales que venden hasta 80% de sus productos a los abuelos. Y parte de la financiación por el precio final de los remedios lo subvenciona el farmacéutico, según explicaron en FACAF. Este año, en Buenos Aires ya hubo varias protestas con suspensión de la atención a los abuelos, por demoras en los pagos.

"A pesar de los intentos de una nueva gestión de PAMI por mejorar el servicio a los jubilados, no se avanzó nada sobre el tema medicamentos, a pesar de haber esperado durante todo un año", dijeron las cámaras en un escrito que se conoció hoy.

Está pendiente con las autoridades de la obra social, la firma de un nuevo convenio que establece las pautas para el vínculo entre el PAMI y los responsables del expendio de los medicamentos a los filiados.

"Las farmacias siguen padeciendo el viejo problema que ocasionan los atrasos en los pagos del PAMI", ya que "los medicamentos que se entregaron a los beneficiarios durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, ya fueron pagados con recursos de los profesionales, sin respaldo de nadie".

Los comerciantes aseguraron que en estos días, "los farmacéuticos argentinos sostienen la prestación de la obra social más importante del país con dinero de sus bolsillos", insistió el comunicado.

"Queremos encontrar un camino que nos permita suscribir un nuevo convenio entre el Estado, las entidades nacionalesrepresentativas de las farmacias y los laboratorios, que contemple el bienestar de todos nuestros pacientes y la sustentabilidad de las farmacias", concluyó el escrito.

COMPARTIR:

Comentarios