Domingo 18 de Abril de 2021

11 de noviembre de 2016

Las pérdidas por las inundaciones en Villegas superan los 5 mil millones de pesos y hay 430 mil hectáreas afectadas

El sector agropecuario del partido de General Villegas, que tiene el 70 por ciento de su territorio afectado por las inundaciones, sufrirá pérdidas de más de 5 mil millones de pesos por el fenómeno climático según datos preliminares calculados sobre la producción malograda más lo que ya no se podrá sembrar.

“Entre el trigo que no se podrá cosechar, el maíz y la soja que no se podrá sembrar, la pérdida de pasturas, las pérdidas del sector ganadero y tambero, se perdieron unos 5.068,8 millones de pesos”, precisó el presidente de la Sociedad Rural de General Villegas, Pierre Courreges, 
y señaló que se trata de “una estimación de mínima, a la que faltaría agregar las pérdidas en el comercio, que también se verá muy perjudicado por las inundaciones y que también aguarda una ayuda para subsistir y tener menos presión impositiva”.
El informe sobre las pérdidas en la economía villeguense fue elaborado por el INTA, la Sociedad Rural de General Villegas, el Consorcio Regional de Experimentación Agrícola (CREA) y la empresa privada de imágenes satelitales Desat.
Courreges detalló que están afectadas 430.955 hectáreas de las 723 mil que tiene el partido de Villegas. Del total afectado, unas 261.473 están bajo agua y otras 169.482 encharcadas, completó.
Durante octubre cayeron en el distrito de General Villegas 300 milímetros de agua, lo que anegó campos y caminos, generando una masa de agua que busca ahora su pendiente natural hacia el Salado, atravesando Carlos Tejedor.
Ayer, el Nucleamiento Empresarial del Noroeste, que agrupa a más de 40 cámaras locales del comercio y la industria, adelantó que pedirá exenciones impositivas para los negocios de esa región afectados por las inundaciones en Villegas y la región. 
Como viene informando esta agencia, el Gobierno bonaerense declaró el 27 de octubre la emergencia y/o desastre agropecuario por inundaciones en Villegas, Carlos Tejedor, Florentino Ameghino y Rivadavia. Se trata de un “paliativo” –como califican a estas declaraciones en el sector rural- que 
permitirá a los productores damnificados la prórroga o eximición del pago de impuestos como el Inmobiliario Rural –de acuerdo al grado de afectación que acrediten- y la postergación de obligaciones con el Banco Provincia.
En ese sentido, Courreges sostuvo que ahora esperan que el Gobierno nacional homologue la emergencia agropecuaria que ya declaró Provincia, para que los productores puedan postergar también el pago de impuestos nacionales y compromisos con el Banco Nación.

MÁS DATOS 
Según el informe del INTA, las pérdidas de superficie agrícola representan 2.244 millones de pesos; las pérdidas en soja 1.472 millones y el daño en actividad de cría 83,4 millones.
En pérdidas de encierres se estiman 14,3 millones; en invernada a campo, la suma de daños llega a 78,5 millones; en lechería se computan otros 928,8 millones; en praderas de pasturas hay impactos por 211,5 millones y las pérdidas en recursos naturales reportan otros 35,9 millones.
Unas 152.580 hectáreas no se sembraron, o se perdieron cultivos por estar bajo agua, lo que supone un 33 por ciento de pérdidas de superficie agrícola.

Los "30 días de atraso en la siembra de soja supone una merma en la producción de 1.500 kilos de soja por hectárea; con pérdidas de rendimiento de 50 kilos/ha/día si se siembra después de la fecha óptima para sembrar, que está entre el 20 de octubre y el 10 de noviembre", agregó Courreges.
El dirigente explicó también que este relevamiento "no cuantifica una situación adicional que sufre el productor: los caminos están intransitables, lo que impide entrar con bolsas (de semillas para sembrar) o con maquinarias para sembrar o cosechar". "Tampoco está dimensionada la pérdida que esta inundación ocasionará en el comercio y en los contratistas, que también verán un descenso en su actividad", destacó. 

COMPARTIR:

Comentarios