Miércoles 30 de Septiembre de 2020

  • 28.3º
  • Mayormente soleado

28.3°

El clima en Los Toldos

6 de mayo de 2016

Monóxido de carbono, el asesino silencioso

Un informe nacional explica que más de 1600 personas se intoxicaron en 2015 y al menos 200 mueren cada año por esta causa.

Unas 1.666 personas se intoxicaron en el país por inhalación de monóxido de carbono (CO) durante el 2015 y se estima que al menos 200 mueren cada año por esta causa; todos casos que se pueden prevenir si se toman acciones como controlar por un gasista matriculado los artefactos y ventilar los ambientes.

El relevamiento, surgido del Sistema Nacional de Vigilancia de Salud, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, indicó que gran parte de los casos corresponden a Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, a las que le siguen Mendoza, Neuquén, Córdoba y Tucumán, que suman 455 casos.

El monóxido de carbono es un gas altamente tóxico producido por una mala combustión de cualquiera de las sustancias orgánica. El mayor problema radica en que no es detectable a través de los sentidos. No hay que confundirlo con un escape de gas, que se detecta porque se encuentra odorizado.

Una vez inhalado, el CO llega a los pulmones para luego incorporarse a la circulación sanguínea. El primer lugar afectado es el cerebro, por eso los primeros síntomas son mareos, náuseas y vómitos, y en segundo lugar el corazón, incrementando el riesgo de que se produzcan arritmias cardíacas, infarto de miocardio e incluso el fallecimiento.

Ante la sospecha de intoxicación por monóxido de carbono, se recomienda ventilación, llamar a la ambulancia de inmediato y apagar la fuente emisora de monóxido de carbono.

Según uno de los últimos relevamientos nacionales, los accidentes por intoxicaciones por CO son producidos en un 87% por calefones, 8% por calefactores y 5 % por cocinas.

Recomendaciones 


Se recomienda, en primer lugar verificar que la llama de los artefactos sea siempre azul, si su tonalidad es anaranjada, los artefactos funcionan en forma defectuosa.
Asegurar la ventilación permanente de los ambientes (a través de rejillas compensadoras reglamentarias) y que los conductos de ventilación de un artefacto no tengan ningún tipo de angostamiento, escalonamiento o acople en su recorrido hacia el exterior, son medidas también a tener en cuenta.

Además, debe recordarse que no está permitido el uso de caños corrugados para la ventilación de los artefactos de combustión, ya que evacuan un 30 por ciento menos que el caño liso.

También debemos asegurarnos que la llave de paso de la cocina se encuentre a un lado del artefacto y al alcance de la mano, a fin de poder cerrar la salida de gas de manera ágil.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios