Lunes 25 de Mayo de 2020

  • 17.3º
  • Mayormente soleado

17.3°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

31 de marzo de 2016

Malestar policial obligó a Vidal a dar la cara

Por la ausencia de una oferta salarial a los integrantes de las fuerzas de seguridad y el fuerte rumor de una “retención de tareas”, la gobernadora tuvo que salir a hablar. Dijo que instruyó al ministro de Seguridad a concretar una propuesta. ¿Recién ahora se ocupan?

Como viene informando el diarioèste sitio, el malestar de los policías y penitenciarios de la Provincia, unos 110 mil efectivos, aumenta con el paso de las jornadas ante la demora de la ansiada mejora salarial. La indignación es tal, que como anticipamos en exclusiva en la edición de ayer, los agentes convocaron a realizar una “retención total de tareas” durante dos horas el próximo sábado.

Esta grave situación, en un contexto similar a lo que pasó en el año 2013, cuando centenares de policías se manifestaron en las calles y se acuartelaron hasta conseguir un aumento de sueldo, provocó que la gobernadora María Eugenia Vidal rompiera el silencio para prometer realizar en las próximas horas una oferta salarial y reconocer su preocupación.

De hecho trascendió que la nota publicada ayer por nuestro diario fue motivo para que los comisarios organizaran reuniones con los uniformados a su cargo para intentar canalizar la bronca por la ausencia de un incremento salarial y disuadir cualquier medida de protesta.

Con el mismo objetivo, la mandataria adelantó ayer que instruyó al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, a realizar una oferta salarial. Y si bien no habló de porcentajes, Vidal dijo que buscará presentar “la mejor oferta” a la Policía, y dio un indicio al señalar que “hay un básico que nosotros acordamos con todos los estatales no docentes que es un 15 por ciento de aumento hasta julio (en realidad es mucho menos, llega a apenas el 12,1%) donde volvemos a abrir la paritaria para justamente ver cómo evoluciona la inflación”.

Vidal indicó ayer que “la Policía no puede” realizar retención de tareas: “la Policía tiene un deber hacia los ciudadanos de seguridad, retener tareas es evitar actuar frente al delito, y eso no es posible”. La realidad es que, si su gobierno no da respuestas concretas, la protesta policial podría tener una enorme envergadura. 

¿Otra falsa promesa?

Lo que sí tienen claro los efectivos es que la gobernadora les mintió. Vidal  había asegurado el 15 de marzo pasado en Villa Elisa que los integrantes de las fuerzas de seguridad “percibirán a partir del próximo 1 de abril el aumento como los estatales bonaerenses. Los policías son parte de nuestro equipo y es por eso que se les abonará junto con los estatales el acuerdo salarial firmado por los gremios”.  Ese anuncio ya había causado indignación en los integrantes de la Bonaerense al suponer que se trata de un alza del 15%, y ahora que se enteraron que ni siquiera eso les fue asignado, estalló la bronca. 

“Esperábamos un aumento similar al que le dieron a los docentes, es decir de un 35 por ciento”, explicó uno de los oficiales. 

Para colmo, como el primer aumento se liquidará con los haberes de abril el 1º de mayo, y ese incremento es absorbido por la Caja de Retirados, recién en junio, con casi la mitad del año transcurrido, podrán recibir el incremento salarial en los bolsillos.

Por problemas de coordinación cambiaron la estructura de la fuerza

Desde ayer al mediodía la Departamental La Plata absorbió a la Departamental Berisso – Ensenada y  como la Superintendencia de Comandos de Prevención Comunitaria (CPC) fue disuelta, ahora, los Comandos de Patrullas (así se llamarán a partir de ayer) dependerán  de las departamentales.

El comisario mayor Darío Camerini seguirá como titular de la ahora más amplia Departamental La Plata, ya que tendrá a su cargo seis distritos: La Plata Centro, Villa Elvira, La Plata Oeste, La Plata Norte, Berisso y Ensenada, además de los Comandos de Patrullas  de La Plata, La Plata Norte, Berisso y Ensenada. A su vez, Camerini seguirá reportando al superintendente de Seguridad de La Plata, el comisario general Fernando Grasso, quien cumplirá la función de supervisor.

De esta manera el gobierno da marcha atrás a medidas dispuestas por la gestión de Alejandro Granados. “Buscan una mejor coordinación. Al parecer al subdividir y tener varios jefes policiales, hubo problemas serios de competencias y comunicación que afectaron las tareas de prevención e investigación”, afirmó un comisario platense a Hoy.

Todo parece indicar que mañana se anunciaría el pase a retiro de todos los jefes policiales con más de 30 años de servicio, lo que redundará en una fuerte renovación de titulares en las comisarías de toda la Provincia.

Casi 14 meses de sueldos congelados, clave del conflicto

Como anticipó Hoy, a través de la página de Facebook “Policía Reclamando”, un grupo de policías retirados convocó a los agentes a realizar una “retención total de tareas” para el sábado 2 de abril de 20 a 22 horas, al tiempo que pidieron realizar un “sirenazo” en todos los comandos y comisarías de la Provincia y la no atención de los operadores al servicio de emergencia 911.

“Gran parte de los 90 mil efectivos que formamos parte de esta familia apoyamos con nuestro voto a María Eugenia Vidal. Hoy, a cuatro meses de su asunción y a pesar de haber prometido salarios dignos, no hay un peso de aumento”, se quejaron desde la red social.

Los policías iniciaron el texto de la convocatoria con una frase de Vidal que señalar que “no podemos exigirle nada (a los policías) si no les pagamos salarios dignos, si no cuidamos a quienes nos cuidan”.

“Con estas hermosas palabras de aliento, miles de Policías sintieron un alivio en sus corazones, al menos eso pensaron, pero cuatro meses más tarde, y a días de cobrar los salarios de marzo, los Policías de la Provincia ya miran con desconfianza y cierto rechazo la gestión Vidal”, indica el texto.

Los convocantes indicaron que “hace 14 meses que los policías tienen sus sueldos congelados, la gran mayoría, que son los que ponen el cuerpo en la calle, en los comandos, oficiales de policía, sargentos y subtenientes, no llegan a cobrar 12 mil pesos. Mucho menos que un empleado de comercio. Las deudas y la inflación se han comido todo”. En otro pasaje de la convocatoria, en tanto, amenazaron con un “acuartelamiento masivo”, si el Gobierno no accede a sus reclamos. 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios