Lunes 25 de Mayo de 2020

  • 10.3º
  • Despejado

10.3°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

25 de enero de 2016

Conmovedor: un nene le donó médula al hermano y lo salvó

Agustín Aráoz le salvó a la vida a su hermano Valentino, de 4 años. Toda la familia viajó a agradecerle al Cura Brochero. “Pasamos por mucho y fue difícil, pero estamos bien"

El cronista de Cadena 3, Orlando Morales, visitó la ciudad de Villa Cura Brochero, que lleva el nombre del sacerdote recientemente declarado santo, y se encontró con una emocionante historia de vida.

La familia Aráoz viajó desde Serrezuela, en el norte cordobés, para agradecer al Cura Gaucho por al salud de su hijo Valentino, de 4 años, que recibió un trasplante de médula ósea de su hermano Agustín, de 8 años.

“Hemos venido a agradecerle al Cura Brochero, estamos con mi marido y mis dos nenes; (…) el 21 de enero de 2015 lo llevamos a hacer un control a Córdoba capital y le diagnostican leucemia mieloide aguda, una leucemia muy difícil”, contó Belén.

Y siguió relatando: “Nos recibieron en el Hospital Privado, primero se le realizó una punción y nos informaron que necesitaba un trasplante de médula ósea, nos realizamos con el papa y hermano el análisis de compatibilidad, donde el resultado fue negativo para nosotros pero positivo para su hermano”.

Valentino recibió tratamiento por quimioterapia y aislamiento hasta el día del trasplante, que fue el 8 de agosto pasado.

“Es un milagro que el hermano haya sido el donante, (…) uno conoce chiquitos con esa situación que no encuentran donante”, expresó.

Por su parte, el pequeño Agustín comentó: “Le doné la médula a mi hermano, para donar se necesita ser compatible y cuando uno dona le hincan una aguja en un brazo y otra en el otro; dura 4 horas”.

“Pasamos mucho y fue difícil, pero estamos bien, estamos toda la familia junta”, manifestó el niño.

Para ser donante se requiere estar sano, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos. Hay que dirigirse al Centro de Donantes más cercano y donar una unidad de sangre. Estos Centros funcionan en los Servicios de Hemoterapia de diversos hospitales en todo el país. Un técnico informará a los donantes sobre el tema para completar su ficha de inscripción.

Con el consentimiento informado del donante se toma una pequeña muestra de la unidad de sangre donada para realizar el análisis de su código genético (HLA). Los datos de HLA se ingresan a la base informatizada del registro.

Las CPH sólo se donan si hay alguien que lo necesite y que sea un 100% compatible con el código genético del donante.

Informe de Orlando Morales.

COMPARTIR:

Comentarios