Sábado 28 de Marzo de 2020

  • 21.1º
  • Parcialmente nublado

21.1°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

21 de enero de 2016

Escándalo por el altísimo precio del relato oficial

Para mantener el programa “678” la gestión kirchnerista pagó más de 157 millones de pesos, y para eso sacaron parte de los fondos del ANSES. Tristán Bauer quedó en la mira de la Justicia por autorizar varias maniobras ilícitas financieras

A medida que los funcionarios del gobierno de Mauricio Macri avanzan en las auditorías de los distintos organismos estatales, descubren y se sorprenden con gastos financieros que causan escalofríos. Ahora se conocieron más detalles de lo que el gobierno kirchnerista pagaba por el falso relato a través de la Televisión Pública.

De acuerdo a la letra chica de los contratos y los millones que recibió la productora  PPT (Pensado para la Televisión) de las arcas estatales durante la gestión de Tristán Bauer al frente de Radio y Televisión Argentina (RTA), el programa “678” recibió en sus 7 años de existencia más de 157 millones de pesos, y “Fútbol Permitido”, unos 35 millones.

“678” se inició en 2009 como la nave periodística insignia del kirchnerismo, y en  aquel año se abonaron $9.292.800; en tanto que en 2015, esa suma ascendió a $41.952.658, un aumento de 351,4%. El salto más grande se dio el año pasado respecto al 2014: casi 39%.

Con fondos de los jubilados

Pero no solo causa estupor la cifra sino también su procedencia. El director del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, juzgó ayer un "escándalo mayúsculo" que el "dinero de los jubilados" se haya usado para financiar un programa de "propaganda política y de linchamiento a los adversarios", tal como definió a "678", y ratificó que será la Oficina Anticorrupción (AO) la que determinará si hubo o no delito en torno a esta cuestión.

El funcionario nacional denunció que la ANSES, en un año, giró 37 millones de pesos al programa "678" que se emitía por la televisión pública: 30 millones en concepto de Publicidad No Tradicional (PNT) -cuando el contrato impedía comercializar publicidad de organismos oficiales- y 7 millones restantes en publicidad clásica.

Ilegitimidad comprobada

"Los números están totalmente probados; la OA definirá el ilícito, pero lo que está definitivamente probado es la ilegitimidad", advirtió Lombardi, luego de que el Gobierno girara la documentación al organismo que conduce Laura Alonso para su análisis. El funcionario señaló que ni bien las nuevas autoridades iniciaron la correspondiente auditoría de Canal 7, se encontraron "con estas situaciones claramente anómalas que, por un lado, van contra el sentido común y después, pueden configurar un delito. Es por eso que remitimos el tema a la OA", justificó.

Lombardi insistió: "Los que saben de producción televisiva reconocen que esto es un escándalo mayúsculo". "Todos los argentinos pusimos 52 millones de pesos por año para bancar ese aparato de propaganda", se lamentó.

En ese contexto, el funcionario puntualizó que con ese dinero la productora "pagaba solo la 'artística' porque las cámaras, los estudios y las luces eran de Canal 7; la productora no ponía un peso para eso".

Por otra parte, Lombardi reiteró que, en adelante, la "pantalla de Canal 7 será plural, se oirán todas las voces" y eso, garantizó, podrá observarse a partir del "15 de marzo", cuando se lance la nueva programación de la emisora estatal.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios