12 de enero de 2016

María Eugenia Vidal y una semana clave por delante en su primer mes de gobierno by Sebastián Dumont

¿Vas a poder manejar la policía bonaerense? “Claro que sí, el problema no es la policía. El problema es el que toma la decisión; el hilo no se corta por lo más delgado. La droga en la provincia de Buenos Aires no entró en los últimos quince años por obra y gracia del Espíritu Santo. Entró porque alguien no la frenó, porque no pudo, no supo o no quiso. Alguien es responsable y las responsabilidades no se cortan en el jefe de policía”. Las declaraciones pertenecen a la ahora gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, durante la campaña, realizadas a quien esto escribe...

Tras un fin de semana muy cargado de información con respecto a la triple fuga, la gobernadora enfrenta una semana clave en su primer mes de mandato en la provincia, donde además buscará que se apruebe el presupuesto.

Más allá de las versiones que circularon sobre la reacción de María Eugenia Vidal cuando se enteró que los capturados en Santa Fe no eran tres sino sólo uno, luego que se anunciara la resolución del caso, la gobernara cumplió su primer mes de gobierno con una intensidad previsible y con la clara señal de que todo aquello que prometía en la campaña no será tan simple de llevar adelante.

El propio Mauricio Macri salió a respaldar la posición de Vidal, no sólo al vincular los episodios de la fuga con la pelea contra el narcotráfico, sino también al apuntar a sectores del Frente para la Victoria como mezquinos por no querer colaborar en que la provincia tenga presupuesto y endeudamiento.

El presidente ayudó a marcar las diferencias internas que vive por estas horas el Frente para la Victoria. Hizo diferencia entre lo que están dispuestos a colaborar y aquellos, más cercanos a la conducción -o sea CFK-, que obstruyen el camino. Fue un mensaje también hacia su propio Gobierno nacional, donde la actitud parece será la misma.

Vidal enfrenta una semana clave. Intentará que por fin se apruebe el endeudamiento para avanzar en paliar el enorme agujero negro que dejó la administración de Daniel Scioli, quien se pasea por una semi vacía Mar del Plata. Hay que confesar que La Feliz resulta rara sin su color de los últimos años: el naranja.

Entre el lunes y martes podría haber sesión. No está confirmado y depende de varios detalles. Sí, la gobernadora les hizo otro guiño a los intendentes al suspender por 180 días la aplicación de las paritarias para los municipios. Es una mala noticia para los trabajadores, pero no así para las administraciones locales que, muchas de ellas, están con las cuentas en rojo.

Es más, trascendió días pasados la deuda por coparticipación que tiene la provincia con las comunas, donde se observa claramente que los municipios opositores fueron los más castigados por Scioli. Encabeza el ranking la Matanza, que no lo era pero que por su volumen siempre tiene esas asimetrías y en segundo lugar aparece Malvinas Argentinas, cuyo ex intendente Jesús Cariglino fue el primero en 2011 en enfrentar al modelo “nacional y popular”, que ahora podría llamarse, “nacional, popular y quebrado”.

Si logra terminar de acentuar el quiebre dentro del Frente para la Victoria, quizá antes del viernes Vidal pueda tener buenas noticias.

Por otro lado, la reunión del viernes en Pinamar, donde se puso nombre al Peronismo Siglo XXI, volvió a marcar a un sector del peronismo, incluso ligado al kirchnerismo en su momento, como Urtubey y Bossio, que son de la idea de convertirse en los nexos con el gobierno de Mauricio Macri. Tendrán que ampliar la base de sustentación para que las medidas que deba tomar Vidal, sobre todo en el área de seguridad, no terminen siendo mucho más explosivas que hasta ahora.

Hay muchas asignaturas que dejó Scioli por resolver. No sólo las económicas, sino también casos graves que marcan el método que describió Vidal en el arranque de esta nota. No sirve con cambiar la cúpula de la policía. Tendrá que ir más a fondo. La connivencia es aún más elevada. La realidad que se observa por estas horas, parece más cercana a las series mexicanas de Netflix. En definitiva, toda novela siempre parte de algún dato de la vida cotidiana.

Sebastián Dumont

COMPARTIR:

Comentarios