23 de noviembre de 2015

Sanz no será ministro de Justicia de Macri

El radical confirmó que no ocupará ningún cargo en el próximo gobierno ni en el partido. Lo comunicó mediante una carta en su Facebook previa charla con Mauricio Macri y con su equipo de trabajo. La decisión se enmarca en un cambio en su vida personal

Luego de que se lo comunicó personalmente a Mauricio Macri y que este lo diera a conocer en la reciente conferencia de prensa, el radical Ernesto Sanz confirmó que no estará al frente del Ministerio de Justicia del gabinete nacional del presidente electo. 

Mediante una carta publicada en su Facebook personal, aclaró que se acerca una nueva etapa para el país, para la UCR y para su vida personal y aclaró que no va a ocupar ningún cargo en el gobierno ni en el partido.

"Pocas veces me he sentado a escribir con tanta carga emotiva como en este momento", comienza el texto. "Muchos medios me han pedido notas de opinión que trataré de cumplir. Pero antes, quiero transmitir lo que estoy viviendo en este espacio personal, directo y casi íntimo".

"Se abre una nueva etapa en la Argentina. Apasionante, desafiante, llena de esperanzas y también de ansiedades.
Acostumbrados a escenarios predeterminados donde otros decidían, lo que hoy comienza no tiene otros dueños que los propios ciudadanos".

Y afirma que "creo con todo mi corazón que Mauricio Macri y Gaby Michetti serán el catalizador de un cambio positivo, no tan solo de rumbo hacia el progreso y desarrollo, sino un cambio más profundo y más intenso en aquello que no se ve a simple vista, pero que inunda a toda una gestión".

"Se abre también una nueva etapa para la Unión Cívica Radical. Que en primer lugar tiene derecho a festejar y a sentirse protagonista de esta hora especial. Etapa que no empezó en Gualeguaychú, como pareciera, aunque esa Convención quedará para siempre en la historia de los grandes eventos ya no del partido, sino del país", continúa.

"Fueron muchos años de transitar el desierto. Resistencia, templanza, coraje cívico. Y, por qué no, cierta incomprensión en momentos en que el modelo "arrasaba" no sólo en las urnas, sino en la consideración pública".

"Viene ahora un tiempo distinto. Hemos recuperado la condición de partido de gobierno, que es mucho más que compartir un gabinete. Pero con los nuevos tiempos vienen también nuevos desafíos".

"Cambiemos está lo suficientemente maduro como Frente de Gobierno para hacerse cargo de ese desafío, y los radicales aportaremos todo lo que somos y tenemos para ese fin. Por último, sabiendo que no es lo más importante pero sí lo que cause más impacto por lo novedoso, quiero contarles que esta nueva etapa también lo es para mi vida personal".

Y sigue: "Es algo muy simple y profundo desde el sentimiento, aunque complejo y difícil de comunicar desde la racionalidad. Primero una definición: soy un hombre que actúa en política y no un político que en sus ratos libres se acuerda que hay "algo más" fuera de la política. Pasa que eso, tan obvio, queda distorsionado por la realidad durante muchos años. Tantos que ya me cuesta recordar el comienzo".

En relación a su vida personal, plantea que decidió "recuperar el espacio de hombre, que es el espacio de mis amores, de mi lugar en el mundo y también el espacio de sueños de vida que fui postergando mucho - demasiado- tiempo y que ha llegado la hora de concretar. No voy a ocupar ningún lugar ni en el Gobierno ni en mi Partido".

"Lo saben ya Mauricio Macri y los máximos dirigentes del radicalismo; y lo saben, como corresponde, antes de esta carta y fruto de conversaciones íntimas, emotivas y muy pero muy valiosas. También saben que estoy y estaré ayudando de muchas formas y en circunstancias varias, porque la política forma parte de mi propio ser, aún cuando me aleje de los cargos públicos. De lo que se trata, en definitiva, es que para poder ayudar a otros a ser felices uno mismo debe encontrar su propia felicidad".

"He elegido el camino, porque ante todo, soy todavía el dueño de mi vida. O, como repitió tantas veces Mandela de aquel poema Invictus de William Henley: "yo soy el capitán de mi alma" En fin, como dice el título de esta carta, una nueva etapa para todos. Para vivirla con alegría, con pasión, con mucho amor por el país, por su gente, por la buena y sana política. Y por nosotros, que nos lo merecemos. Gracias .... Y VIVA LA ARGENTINA", concluyó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios