Lunes 25 de Mayo de 2020

  • 14.8º
  • Algunas nubes

14.8°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

3 de noviembre de 2015

El radicalismo se juntó para aplaudir a Vidal

Los intendentes electos se reunieron con María Eugenia Vidal, Daniel Salvador y Ernesto Sanz. Sobraron los elogios por la elección, y hubo un compromiso de los presentes para trabajar por la candidatura de Macri
Allì estuvo Franco Flexas

La gobernadora electa de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, mantuvo hoy su primer encuentro con los más de 40 intendentes radicales elegidos el 25 de octubre pasado a quienes pidió trabajar "sin internismos" para la provincia a partir del 10 de diciembre y convocó a militar con "compromiso" para el triunfo del candidato presidencial del espacio, Mauricio Macri, en el balotaje del 22 de este mes.

Acompañada por su vice Daniel Salvador y el titular del radicalismo, Ernesto Sanz, Vidal ingresó a la histórica sede del Comité Nacional de la calle Alsina, donde los nuevos y reelectos jefes comunales los aguardaron durante casi una hora. Sonriente y vestida con un jean y una camisa celeste, la gobernadora electa fue recibida por el diputado nacional y presidente de la UCR bonarerense, Ricardo Alfonsín, quien fue uno de los más férreos opositores a la alianza con el PRO, sellada en la convención radical de Gualeguaychú.

"Gobernar en equipo" fue la frase más pronunciada por Vidal durante el encuentro que tuvo para los radicales el doble propósito de hacer una demostración de fuerza hacia el interior de Cambiemos y apaciguar cierta desconfianza que aún anida en sectores de la UCR respecto a cómo será la distribución de cargos, tanto en el gobierno provincial como en una hipotética administración nacional en manos de Mauricio Macri. Por ello, la actual vicejefa de gobierno porteño se encargó de hablarles a los intendentes radicales nuevos y reelectos y destacó el "enorme valor" que tendrá para su futura gestión la "experiencia y la construcción de la UCR" en territorio bonaerense.

Antes, dejó en claro que su gobierno estará formado por "mucha gente valiosa" de Cambiemos, pero también abrió la puerta a la incorporación de dirigentes de otros espacios políticos. "Nos espera una enorme tarea, de mucha responsabilidad con los vecinos de la provincia que se animaron y vieron que se podía vencer la resignación y que le pusieron un voto a la esperanza", arengó Vidal frente a los 41 actuales y futuros jefes comunales, a los que convocó a trabajar sin "internismos" para la provincia y llamó a militar con "compromiso" para la victoria de Macri sobre su adversario del Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, en la segunda vuelta electoral del 22 de este mes.

En ese sentido, juzgó "clave" la llegada de Macri a la Casa Rosada porque "la Argentina no saldrá adelante sin la provincia de Buenos Aires de pie, pero la provincia tampoco saldrá adelante sin una Argentina de pie". Antes y en su condición de anfitrión, Sanz dio la bienvenida a Vidal y a Salvador a la vieja sede radical y remarcó que la victoria de Cambiemos en suelo bonaerense significa una "bisagra entre la Argentina que queremos dejar atrás y la Argentina del desarrollo y el progreso".

A su turno, Alfonsín -quien desde los comicios de octubre se mantuvo en silencio- felicitó a Vidal y a Salvador por la "extraordinaria elección" en la provincia y llamó al radicalismo bonaerense a poner "todo el esfuerzo necesario" para que se "produzca el triunfo de Cambiemos, también a nivel nacional". En un intento por cohesionar a los radicales bonaerenses, Salvador destacó el valor de la "unidad" de su partido y del espacio que reúne a la UCR, el PRO y a la Coalición Cívica porque "vamos a recibir una provincia con muchas dificultades". "Nos queda gobernar y muy bien; no podemos fracasar porque un fracaso sería un golpe para la democracia", advirtió el futuro titular del Senado provincial y aseguró que Cambiemos administrará con un "criterio de unidad, de coherencia, desde la uniformidad del mensaje y la tarea diaria".
 
Por pedido de Macri, Sanz y Salvador serán los únicos interlocutores radicales en suelo bonaerense y los encargados de “negociar” y "sintetizar" las demandas del partido ante los reclamos que puedan existir, tanto en la distribución de cargos en el Gabinete, como en la Legislatura, informaron fuentes partidarias. Más de 40 intendencias de las 64 en las que triunfó el frente Cambiemos en la provincia de Buenos Aires en las elecciones del 25 de octubre corresponden a la UCR.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios