Domingo 21 de Abril de 2024

Hoy es Domingo 21 de Abril de 2024 y son las 05:32 -

ACTUALIDAD

25 de febrero de 2024

Brusca caída del turismo en la temporada 2024: la peor desde la pandemia

Así lo reveló un informe de IERAL, donde indica que hubo un 13% menos de viajeros con respecto al año pasado, a raíz de la situación económica y la pérdida del poder adquisitivo de los argentinos.

Un informe de coyuntura del IERAL, sobre la temporada de verano 2024, reveló una caída del 13% con respecto a la temporada anterior. Lo que a su vez, significó la peor caída en 8 años, sin contar la de la pandemia en el verano 2021.

"La aceleración inflacionaria, con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo que conlleva, sumado a la fuerte incertidumbre sobre el futuro de la economía que dominó los últimos meses de 2023 y los primeros del 2024", advierte el reporte firmado por Marcos Cohen Arazi y Bautista Martina Baldi.

"Considerando la cantidad de turistas durante diciembre y enero, se registró una merma interanual de 13%. El mes de febrero puede ayudar a mejorar el registro", indican.

En diálogo, Cohen Arazi indicó que hubo en total "un 13% menos de viajeros que el año pasado", lo que representa "una caída muy brusca" y "de los últimos 8 años, la peor". A excepción del 2021 que fue el año de la pandemia y también fue una temporada muy mala en el contexto de los últimos años.

"El turismo interno está muy deprimido con la inflación del último año, los ingresos de la población, el salto cambiario y las decisiones del nuevo gobierno; lo que frenó muchas decisiones de hacer turismo", explicó.

No obstante, en este escenario destacó el nivel de turismo internacional, que tomó mayor vigor, lo que significó ingresos de divisas; lo que podría proyectar hacia adelante "como una potencialidad muy fuerte del turismo para generar dólares".

"El turismo internacional se sostiene y gana participación respecto del turismo interno. En ese sentido, la generación de divisas por turismo receptivo habría alcanzado en 2023 un nivel cercano a los US$ 5.500 millones y se ubica entre los máximos de la última década (estimación preliminar por falta de datos oficiales consolidados). El turismo emisivo, que creció menos que el turismo receptivo, no fue explosivo y eso contribuye a generar un saldo de divisas acotado, algo que colabora con el equilibrio macroeconómico", agrega el informe.

Informe de Guillermo López

COMPARTIR:

Comentarios