Jueves 19 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 19 de Mayo de 2022 y son las 01:36 -

ACTUALIDAD

16 de abril de 2022

Se incendió la casa donde Ricardo Barreda cometió cuatro femicidios en 1992

El siniestro ocurrió el jueves por la noche, en la vivienda de la capital bonaerense que fue escenario del cuádruple asesinato perpetrado por el odontólogo.

La casa en la que el odontólogo Ricardo Barreda mató a su esposa, a su suegra y a sus dos hijas, en la ciudad de La Plata, sufrió un incendio y se investigaba si se trató de un hecho intencional.

El siniestro se produjo el jueves por la noche, cerca de las 22, en la vivienda situada en 48, entre 11 y 12, de la capital bonaerense, que fue escenario del cuádruple femicidio ocurrido en 1992.

"Una palmera en el fondo habría sido la que inició del fuego, que hizo que se propague por todo el terreno", explicó un vocero del cuartel de bomberos de La Plata al sitio del diario El Día.

Los bomberos acudieron rápidamente y lograron controlar el siniestro para que no se propague a propiedades vecinas, cuyos habitantes se habían manifestado preocupados por esa posibilidad y habían salido de sus hogares.

La casa en la que se produjo el incendio, según informó el año pasado el Ministerio de Mujeres, Política de Género y Diversidad Sexual bonaerense, fue cedida a la Municipalidad de La Plata.

El 15 de noviembre de 1992, Barreda mató a escopetazos a sus hijas, Adriana, abogada de 24 años; Cecilia, odontóloga; a su esposa, Gladys McDonald, de 57, y a su suegra, Elena Arreche, de 86.

El múltiple femicida primero negó la acusación del cuádruple crimen e intentó hacer pasar el hecho como un robo a su casa, pero finalmente confesó, y fue condenado a reclusión perpetua por triple homicidio calificado y un homicidio simple.

El odontólogo dijo que tomó esa determinación como consecuencia de una "una reacción" suya "a los maltratos y humillaciones" que recibía de las víctimas.

Tras ser condenado en 1995 y luego de varios intentos judiciales, Barreda logró que en 2008 le concedieran la prisión domiciliaria y se fue a vivir a la casa de su pareja Berta "Pochi" André, a quien conoció cuando lo iba a visitar a la cárcel.

Pero en 2015 se tuvo que ir de esa vivienda porque "Pochi" murió a raíz de un problema neurológico que se le agravó.

En diciembre de ese año se le concedió a Barreda la libertad condicional y en mayo de 2016 se declaró "extinguida la pena impuesta" y se hicieron "cesar las accesorias legales".

COMPARTIR:

Comentarios