Sábado 4 de Abril de 2020

  • 16.9º
  • Soleado

16.9°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

INFORMACIóN GRAL

27 de enero de 2020

Riesgo mortal en Córdoba. Comió un hongo venenoso que juntó del suelo y está muy grave

Es un turista de 36 años, de Río Cuarto, que estaba en Santa Rosa de Calamuchita. El director médico del Sanatorio Allende dijo que el paciente sufrió una insuficiencia hepática “fulminante”.

Un hombre de 36 años está muy grave tras haber comido un hongo silvestre venenoso, que recolectó del suelo en la localidad cordobesa de Santa Rosa de Calamuchita.

Se trata de un turista oriundo de Río Cuarto, que consumió por error una seta silvestre conocida como “hongo de la muerte”, cuyo nombre científico es Amanita Phalloides.

El director médico del Sanatorio Allende, Mario Sorbera, dijo este lunes  que el paciente sufrió una “insuficiencia hepática fulminante”.

“Por lo que relatan sus familiares, lo había consumido el 22 de enero en Santa Rosa de Calamuchita. Aparentemente, hubo una confusión con otro hongo que es comestible”, agregó el facultativo.

“Comenzó con problemas digestivos y abdominales, náuseas, vómitos y diarreas. El día 24, al no ceder el cuadro, es trasladado desde su ciudad natal al Sanatorio Allende. Llegó con un déficit de la función hepática importante”, continuó.

Consultado sobre la gravedad del consumo de Amanita Phalloides, respondió: “La mortalidad es del 95 por ciento de los casos, de acuerdo a lo que dice la biografía. Es uno de los hongos más venenosos que existen”.

“El hígado produce una insuficiencia total. Su función principal es generar proteínas, hacer todo el metabolismo de las sustancias del organismo y, fundamentalmente, producir factores de coagulación”, explicó.

“Al no suceder esto último, uno de los efectos son las hemorragias varias. Con hemocomponentes y productos coagulantes, lo tratamos de mantener en sus niveles. Pero el cuadro es gravísimo”, concluyó.

Dado el peligro de este hongo silvestre para el organismo humano, desde el hospital buscan que se difunda el hecho para alertar a la población y disuadirla de realizar recolectar hongos sin la supervisión de un especialista que sepa cuáles son comestibles y cuáles no.

Informe de Federico Albarenque.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios