Martes 29 de Septiembre de 2020

  • 10.8º
  • Despejado

10.8°

El clima en Los Toldos

29 de enero de 2019

PAMI hizo recomendaciones para evitar un golpe de calor

Debido a las altas temperaturas habituales en esta época del año, PAMI recomienda a sus afiliados tomar las siguientes medidas de prevención para evitar un golpe de calor...

Ingerir un mínimo de dos litros de agua diarios, aunque no tenga sed.

Ingerir diariamente frutas y verduras.

Evitar la ingesta de bebidas alcohólicas y/o con cafeína.

No salir a la calle entre las 11 y las 16. En caso de hacerlo, usar sombrero, anteojos oscuros y ropa suelta y de colores claros.

¿Cuáles son los principales síntomas de golpe de calor?

Sed intensa y sequedad en la boca.

Alta temperatura corporal (más de 39°C).

Mareos o desmayos.

Dolores de estómago, náuseas o vómitos.

Sudoración.

Debilidad corporal.

Calambres musculares.

Dolor de cabeza, estado de confusión.

PAMI aconseja que ante la menor duda o cualquiera de los síntomas mencionados, el afiliado no dude en consultar a su médico.

El golpe de calor ocurre cuando el cuerpo no puede enfriarse suficientemente rápido como para compensar la alta temperatura y sus efectos pueden poner en riesgo la vida.

 Los niveles del Sistema de Alertas sobre Olas de Calor y Salud del SMN son cuatro y determinan el nivel de riesgo para la población, en especial para los grupos de riesgo: bebes y chicos, mayores de 65 y personas con enfermedades crónicas. Se usan colores: verde (no hay peligro para la salud), amarillo (hay peligro porque se superaron las temperaturas máximas y mínimas de una ciudad); naranja (hay peligro especialmente para los grupos de riesgo porque la ola de calor se mantiene en el tiempo) y rojo (es muy peligroso para toda la población).

Ante este pronóstico, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda a la población general poner en práctica más que nunca hábitos saludables. Eso incluye: beber mucha agua durante todo el día, aun sin sensación de sed; consumir alimentos frescos (frutas y verduras); evitar las bebidas alcohólicas, muy dulces y las infusiones calientes; usar ropa suelta, de tejidos livianos y colores claros; tomar líquido antes, durante y después de practicar cualquier actividad al aire libre, y protegerse del sol con sombrero o debajo de una sombrilla.

Para los más pequeños, hay algunos cuidados extra en esa lista: darles el pecho con más frecuencia a los lactantes, hacerlos beber agua fresca y segura, y mantenerlos en lugares frescos y ventilados

COMPARTIR:

Comentarios