Sábado 16 de Enero de 2021

18.5°

El clima en Los Toldos

1 de abril de 2018

Daniel Scioli debería estar con prisión preventiva por ser jefe de una asociación ilícita por Jorge Vitale

Daniel Scioli deberá volver a La Plata, desde donde gobernó la provincia de Buenos Aires por ocho años, pero esta vez será para declarar ante la Justicia

Después de nueve meses de investigación por lavado de dinero y supuesto enriquecimiento ilícito, el ex candidato presidencial pisará los tribunales el próximo jueves para responder las preguntas del fiscal Álvaro Garganta. En diciembre, pasado, mientras esta causa avanzaba, el Tribunal de Casación Penal bonaerense confirmaba el sobreseimiento del ex gobernador en la causa por presunto enriquecimiento ilícito en la que se investigó su patrimonio, por lo que el fiscal ahora apunta hacia el “lavado de activos”.

Esta causa implica desde la búsqueda de los vuelos privados de Scioli durante su gestión, pasando por la investigación de estancias en Tandil, irregularidades en la transferencia de dinero a cooperativas y posible presentación de facturas truchas, hasta el supuesto vaciamiento de cajas como IOMA, ABSA y Lotería provincial. De todas estas líneas que sigue la investigación, hay tres por las cuales Scioli deberá responder este jueves y son en las que aparece más comprometido:

1) Armado de cooperativas para desviar fondos: la Justicia investiga el funcionamiento del programa Soluciones Ya, a cargo del ex funcionario Eduardo Aparicio (quien ya fue procesado). Según la investigación se habría detectado la creación de al menos diez cooperativas con el solo fin de simular compras de materiales a una misma empresa que habría emitido facturas truchas. En el escrito que Scioli presentó el 9 de febrero dijo: “Si es que existió alguna irregularidad con alguna factura, recibo, remito o documentación, no fue fruto de una normativa enmarañada, laxa o falta de controles, sino quizás alguna desprolijidad emanada de su emisor”.

2) Irregularidades en licitaciones públicas para la construcción de paradores turísticos: por esta investigación, el fiscal Garganta procesó al empresario Juan Carlos Mancinelli. Son 13 las licitaciones públicas en la mira que habrían tenido “competencia virtual” ya que siempre terminaba Mancinelli beneficiado.

3) Vuelos privados: el ex gobernador bonaerense presentó ante el fiscal cada uno de los viajes que realizó en aeronaves privadas con la agenda institucional que tuvo en cada visita. El fiscal le pedirá más detalles sobre las empresas contratadas.

El manejo de las cajas de IOMA, ABSA y Lotería, que también podría complicar a la anterior administración bonaerense, aún continúa en plena investigación. Por ahora, Scioli no deberá responder sobre esto.

El diputado nacional fue procesado y citado a prestar declaración por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública, incumplimiento de los deberes de funcionario público y tráfico de influencias. La audiencia será el próximo 3 de mayo a las 10 de la mañana.

La investigación la lleva Garganta junto con la jueza Marcela Garmendia en torno a la empresa Miller Building, que obtuvo la construcción de la Unidades de Pronta Atención (UPA) en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires. Esta empresa también le compró terrenos al ex gobernador en Villa La Ñata.

También está implicado en la causa el ex ministro de Salud bonaerense durante su gestión, Alejandro Collia.

DANIEL SCIOLI ENTRO A LA FUNCIÓN PÚBLICA QUEBRADO EN SUS EMPRESAS Y EN SU PATRIMONIO PERSONAL AHORA ES MULTIMILLONARIO

La Justicia realizó una serie de allanamientos en un terreno y una empresa de Daniel Scioli y en varias compañías que fueron proveedoras de la Provincia durante la gestión del ex gobernador.

El procedimiento fue llevado adelante por el fiscal platense Álvaro Garganta con efectivos de la Policía Bonaerense que buscaban documentación y contratos. En el operativo secuestraron computadores y expedientes.

El terreno allanado está ubicado al lado de la casa del ex gobernador en Villa La Ñata, Tigre, donde el diputado electo tiene su vivienda particular. Clarín había revelado que en enero pasado Scioli, a través de Capanone S.A., le había vendido esas tierras que ocupan 41.000 metros cuadrados a la empresa Miller Building Internacional SA que fue una importante proveedora de la Provincia durante su gestión. Por esa transacción se pagaron 3.850.000 dólares y la Justicia sospecha que la operación podría esconder "una venta simulada o un regreso de fondos" por los contratos que recibió la empresa durante la gestión Scioli.

La información de esa compra - venta se desprende de un informe que preparó la Unidad de Información Financiera a pedido del fiscal quien le había solicitado al organismo que le diga si se había "reportado algún registro de Operación Sospechosa en la que haya participado o intervenido el señor Daniel Osvaldo Scioli".

Tras ese informe, Garganta detectó que el diputado había vendido ese predio por un monto mayor al que había informado en su declaración jurada. Allí lo asentó en 2 millones de pesos, pero dijo que tenía menos metros.

Además del terreno, también fue allanada Miller Building International S.A. y Capanone S.A., la sociedad inmobiliaria en la que Scioli tiene participación.

Caso Scioli: investigan llamados de su fundación a bancos de Suiza e Italia

El fiscal, además, ordenó un procedimiento en Multiespacios La Posada SA, una empresa que gerenciaba eventos dentro del predio de Villa La Ñata y que tiene los mismo dueños que Miller Building International S.A. y en la inmobiliaria Estudio Mercado y Asociados que intervino en la venta.

La empresa Miller Building Internacional SA, que compró los terrenos del ex gobernador, fue privilegiada por la obra pública sciolista. Según registros oficiales, se encargó de construir para la Provincia al menos 15 de las 17 Unidades de Pronta Atención (UPA), unos centros de atención primaria de salud que estaban ubicados en áreas sensibles del conurbano.

Además, la empresa hizo obras en el Puerto de La Plata, en la Obra Social del Servicio Penitenciario Bonaerense y construyó el centro de monitoreo de la Autopista del Buen Ayre.

Pero la obra más emblemática y que revela la vinculación que la empresa tenía con Scioli es la construcción de Villa La Ñata Sporting Club, el gimnasio y micro estadio de futsal que pertenece al ex gobernador y que lleva el mismo nombre que el equipo en el que juega de delantero el diputado electo, al que apodan "Pichichi" dentro de la cancha por su capacidad goleadora. El club está construido en el mismo predio donde está La Ñata, la casa de Scioli sobre el río Luján en Tigre.

EL ex gobernador bonaerense DANIEL SCIOLI es investigado por la Justicia por la venta de unos terrenos a la empresa Miller Building Internacional SA, la cual fue proveedora de la provincia de Buenos Aires durante su mandato. Es en la causa en la que está acusado de lavado de dinero.

La denuncia contra Scioli y su equipo de gobierno fue presentada en junio del año pasado en la justicia platense y la causa cayó en la UFI 11 a cargo del fiscal Álvaro Garganta, bajo la carátula "lavado de activos y distintas defraudaciones a la administración pública". A medida que avanzó la investigación, el expediente se ramificó.

Según el expediente que consigna, Scioli a través de la sociedad inmobiliaria Capanone SA habría vendido los terrenos de 41.000 metros cuadrados, ubicados en el partido de Tigre cercanos a la estación Benavídez del Ferrocarril General Bartolomé Mitre, por 3.850.000 dólares a Miller Building Internacional SA el pasado 10 de enero. Ese monto fue depositado en una cuenta del Banco Provincia del candidato a diputado por Unidad Ciudadana.

La Justicia sospecha que la cifra por la cual se vendieron los terrenos es superior al valor de los mismos, porque en las declaraciones juradas que presentó Scioli fueron valuados por debajo de ese monto. Por eso, quieren esclarecer si esta transacción se trataría de "un regreso de fondos" por los contratos que Miller Building Internacional SA logró durante la gestión del ex gobernador. Los datos de la compra-venta fueron extraídos de un informe que preparó la Unidad de Información Financiera (UIF) a pedido del fiscal Garganta.

Miller Building Internacional S.A. empezó a ser proveedora del Estado provincial el 28 de julio de 2009 y de ahí se convirtió en una privilegiada de la obra pública del sciolismo.

Además de varias obras para la Provincia, la empresa llevó adelante la construcción de Villa La Ñata, el gimnasio y micro estadio de futsal de Scioli ubicado en un terreno fronterizo a la casa en la que se mudó para poder cumplir con el requisito de habitar en la provincia de Buenos Aires y alzarse como gobernador. A Daniel Scioli le cerraron una causa pero se reabre otra mayor y lo deja al descubierto con la impunidad presente y futura que el pretende asegurar. El fallo de la justicia de La Plata, del juez de garantías Dr. Pablo Reale, relacionado con la causa de enriquecimiento contra Daniel Scioli, que dicta el sobreseimiento en el año 2015, carece de todos los elementos necesarios, afecto el debido proceso, seguido, con fraude y dolo. La impugnación del mismo se sustancia en el valor justicia, mientras que la cosa juzgada es la seguridad. Vulnera los principios de igualdad, seguridad y justicia que establece la Constitución Nacional en sus arts. 16-17-18 en los principios generales del derecho, en la doctrina de las nulidades implícitas y las garantías de la defensa en juicio. Por eso estamos ante una cosa juzgada fraudulenta írrita y esta es la razón suficiente para que se reabra la causa, por orden de los tribunales, pese a la falta de apelación del fiscal a cargo. Además, no investigó las pruebas que se le solicitaron y es mas no analizó la declaración jurada, que en ella misma surge que Daniel Scioli no puede justificar ni lo que declara, ya que los ingresos y su patrimonio con sólo sumarlos se detecta un enriquecimiento. Si los tribunales nacionales y provinciales no reabren la causa tendremos que recurrir a los tribunales internacionales para que se declare la nulidad de esta atrocidad jurídica, superior a la realiza con el matrimonio Kirchner, por su juez favorito hoy en funcionales pese a los tantos juicios políticos pedidos. El dolo y el fraude se advierten, primero se lo indaga en su propio despacho, se oculta la causa, no se producen las pruebas ofrecids y no se me llama a ratificar la denuncia pese a mis reiterados llamados al efecto.

El candidato del kirchnerismo, Daniel Scioli, presentó una declaración donde jura que su patrimonio suma sólo $ $13.653.787. La chacra “La Ñata” en Benavidez, un auto de 1998, una lancha de $1.200, nueve millones de pesos en acciones y 157.000 dólares. No declara tres estancias bonaerenses que le pertenecerían, más un proyecto multimillonario de un desarrollo urbano en la ruta 11 a la altura de Villa Gessell y otras propiedades en Italia. Totalizarían unos 200 millones de dólares.

La declaración patrimonial poco creíble que presentó: una propiedad subvaluada, un auto viejo y una lancha de 1.200 pesos. Agrega $ 9 millones en acciones de las empresas El Alero y Capanon. Estas dos empresas, en realidad, son de su propiedad, pero declara que sólo es accionista para ocultar, por ejemplo, el edificio de cuatro pisos en el barrio porteño Abasto de 983 metros cuadrados. Unos 2 millones de dólares.

Pero hay más. Scioli viaja a Italia permanentemente, pero el tratamiento para su prótesis los recibe en Alemania y Francia. Ocurre que en la península itálica ocultaría otras valiosas propiedades.

Y, típico estilo K, los viajes europeos los acompañaría con depósitos en bancos de Suiza. La ex presidenta, aunque calla, tendría algún dato más preciso, porque en varias oportunidades le había reclamado la presentación de su declaración jurada.

Según la Oficina Anticorrupción, Scioli en 2005 había consignado un rojo de 45.273 pesos. Una economía quebrada. Pero en 2007, su última declaración patrimonial, dijo tener 1.257.710,28 pesos..

Ahora, el candidato K, acoplado a la cadena de enriquecimiento oficialista, suma 11.500 hectáreas de tres estancias en fértiles tierras de Balcarce-Tandil, valuadas en unos 200 millones de dólares. Se trata de “La Negra” (5000 Hectáreas) ; “La Morocha” (5000 Ha) y “La Estrella”( 1500 Ha). Ninguna figura en su nueva declaración patrimonial.

“La Estrella” en Tandil, ilumina la riqueza oculta del candidato. Transformada en lujoso hotel 5 estrellas, tiene hasta una pista de aterrizaje aéreo de 1.400 metros incluso para vuelos nocturnos. Brinda toda clase de servicios de lujo y a su entrada el visitante es recibido por ciervos que pastorean en esa enorme extensión. Está en el kilómetro 113 de la ruta 226 de Tandil.

Pero además tiene el multimillonario emprendimiento “La Mansa Green City” sobre 270 hectáreas de ricas tierras del partido bonaerense de General Madariaga a lo largo de la ruta 11, altura de Villa Gesell y Pinamar. Desde ya todo figura a nombre de Desarrolladora DLM, con oficinas en La Plata.

“Aquí nos encontramos ante un emprendimiento urbano integral, que se asimila a una localidad satélite del Municipio de Madariaga.” explican en su página los promotores.

La quinta La Ñata, que habita en Benavídez, tiene un valor estimado de unos 7 millones de dólares, aunque el motonauta la valúe 2 millones de pesos.

Asentada en un terreno de 12.255 metros cuadrados la casa del candidato oficialista tiene pileta, helipuerto privado y un enorme quincho. Además tiene el gimnasio Villa La Ñata Sporting Club ubicado en un terreno frente a la propiedad principal y una guardería náutica llamada “El Remanso” que también pertenece al gobernador.

Dirigentes que lo conocen del menemismo de los años 90 subrayan que “también su esposa, Karina Rabollini, aprovechó esta carrera de enriquecimiento, al ingresar mercadería al margen de la Aduana, a la que le pone su marca y comercia sin problemas”. Tiene también en su haber la quiebra de dos empresas: venta de ropa interior femenina y de cosméticos, por las que generó una millonaria deuda con el Banco Provincia.

En sus orígenes, el contrabando también le había servido a Scioli para financiar su figuración en la motonáutica. Pero cometió el pecado de involucrar a su padre, un honrado comerciante de artículos domésticos, a quien finalmente hizo “pagar los platos rotos” cuando los alcanzó la Justicia. La quiebra hundió para siempre el exitoso comercio paterno.

Scioli, así, es de los funcionarios K que más se ha enriquecido en su gestión pública.

“El día que se conozca el patrimonio de Scioli y cómo se ha financiado estos años, en particular con el juego, los Boudou y los Jaime serán un poroto Es poco casual, por eso, que su cajero FUERA Chiche Peluso, que presidió la Lotería provincial. Recordemos que el manejo del juego bonaerense lo tiene la empresa Boldt, favorita de Eduardo Duhalde.

Los juegos online en la provincia le daban 1.300 millones de pesos por mes al gobierno del candidato kirchnerista. Dr. Jorge Luis Vitale

Dr. Jorge Luis Vitale

[email protected]

COMPARTIR:

Comentarios