Viernes 4 de Diciembre de 2020

  • 21.5º
  • Mayormente nublado

21.5°

El clima en Los Toldos

30 de diciembre de 2017

Hay alerta amarilla: Advierten que cada vez hay más casos de cáncer de piel por la exposición al sol

Usar protector solar y evitar los rayos entre el mediodía y las cinco de la tarde son las claves para cuidar la piel y conservar la salud. Mantener una buena hidratación también es fundamental cuando apremian las altas temperaturas.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió una alerta amarilla para distintos puntos de la provincia de Buenos Aires, entre los que se encuentran los distritos de Pigüé, Coronel Suárez, 9 de Julio, Pehuajó, Junín, Las Flores, Mar del Plata y Punta Indio.

Niños pequeños, bebés, mayores de 65 años y enfermos crónicos son los que presentan mayores riesgos ante este tipo de ola de calor y, en este marco, especialistas advierten sobre la importancia de la hidratación y la protección de la piel ante la exposición prolongada al sol.

“Hay cada vez más tumores cutáneos vinculados a la exposición excesiva al sol”, advirtió en diálogo con el sitio web infocielo el doctor Amadeo Esposto, y remarcó la importancia de evitar los rayos entre el mediodía y las 17 horas.

En la mayoría de los casos, estas patologías pueden detectarse de forma precoz a través de las manchas, lunares o lesiones que aparecen en la piel. Sin embargo, mueren más de 10 argentinos por semana a causa del melanoma, el cáncer de piel más agresivo.

Los problemas cutáneos no son los únicos a los que hay que prestarles atención ante una ola de calor. La deshidratación es otro de los puntos que no deben descuidarse.

“Obviamente si estás expuesto tenés más transpiración y a lo que es la ingesta habitual tenés que calcular un suplemento basado en eso”, subrayó el especialista, e hizo hicanpié en los niños y los ancianos que pueden “no expresar la sed fácilmente”.

Esposto sostuvo que “la hidratación en lugares donde hay sol intenso debe ser prolija, suplementada y tomada en forma permanente” y que el volumen del líquido tiene que mantenerse estable.

“En la costa se ponen a la peor hora, al mediodía, a correr. Esa persona debe protegerse del sol, ir con un refuerzo de hidratación en forma sistemática y no esperar a cuando ya perdió dos litros de agua para tomarse bruscamente otros dos litros”, ilustró.

“Lo que se propone es que protejamos nuestra piel lo más que podamos y nuestro cuero cabelludo con un gorro, nos hidratemos convenientemente y, si nos vamos a exponer al sol, utilizar protectores”, resumió el médico.

COMPARTIR:

Comentarios