Sábado 31 de Octubre de 2020

  • 9.5º
  • Despejado

9.5°

El clima en Los Toldos

7 de marzo de 2017

¿Sabías que los argentinos consumen nueve kilos de pastas por año?

Los hogares locales destinan 22% de su gasto en alimentos a pastas frescas y secas, según datos de la consultora Kantar Worldpanel.

Gran gran parte herederos del paladar italiano, los argentinos se convirtieron en uno de los mayores consumidores de pastas de la región, con 9 kilos per cápita al año, según datos de la consultora Kantar Worldpanel. Igualmente, lejos están aún del país estrella del consumo de este alimento en el mundo, que no es otro que Italia, con 25 kilos por persona anuales.

En cuanto al perfil de la categoría, según publicó La Nación, se destaca el hogar numeroso -de cuatro a más integrantes-, con amas de casa menores de 49 años con hijos chicos, según indica la Unión de Industriales Fideeros de la República Argentina.

 

Los hogares locales adquieren 1,5 kilos de pastas en cada compra (tres paquetes). La recompra sucede cada 16 días; sin embargo, esta brecha se acorta a medida que se desciende en la base de la pirámide.

De lo que gastan los hogares en la canasta de alimentos, el 22% es destinado a pastas, que son la segunda categoría en la que más se gasta, luego de las galletitas, que representan 31% de la torta con respecto a la facturación.

 

¿Cuáles son los fideos preferidos de los argentinos? Los tallarines y los espaguetis. Son elegidos por 7 de cada 10 hogares en un año. En tercer lugar aparecen los tirabuzones, seguidos por los mostacholes; ambas pastas son utilizadas principalmente para guisos. El ranking de pastas más elegidos se completo con los coditos (47%); los moños (40%), los penne rigate (24%) y los cabellos de ángel (24%) y los ave maría y los dedalitos, con el 21%.

Asimismo, en el 38% de los hogares que compra pastas, conviven las de dos tipos: frescas y secas. Sin embargo, este valor disminuyó en comparación con el año pasado (41%), debido a que las pastas frescas perdieron clientela, principalmente entre las familias numerosas de la base de la pirámide. Además, la brecha del precio medio por kilo entre ambos segmentos se incrementó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios