Sábado 28 de Noviembre de 2020

  • 19.4º
  • Nublado

19.4°

El clima en Los Toldos

16 de agosto de 2016

Rafecas detectó el escondite de los bolsos de José López

El juez federal realizó una inspección en la casa que el ex secretario de Obras Públicas tiene en Dique Luján. Los dólares fueron ocultados -según el propio López- en un entrepiso.

El juez federal Daniel Rafecas realizó una inspección ocular en la casa de Dique Luján donde el exsecretario de Obras Públicas José López vivía junto a su mujer, María Amalia Díaz, y allí verificó el lugar donde el exfuncionario afirmó que mantuvo guardados los bolsos con casi nueve millones de dólares.

La inspección comenzó a la mañana en la casa de Dique Luján, Tigre, donde López y su mujer vivían como inquilinos de la propiedad del empresario Eduardo Gutiérrez, este último investigado como supuesto testaferro del exfuncionario.

Durante el procedimiento, el magistrado verificó un lugar poco accesible en la parte superior del cuarto matrimonial, donde solo se podía llegar con la ayuda de una escalera. En ese lugar "oculto" pudo confirmar la existencia de un "falso piso", a través del cual se accedía a los tanques de agua de la casa de Tigre.

López aseguró en su declaración indagatoria de la semana pasada que los bolsos con dinero habían estado ocultos en ese lugar inaccesible del cuarto matrimonial.

De la inspección ocular participaron Rafecas y personal de su juzgado, los abogados de López y del empresario Gutiérrez.
El ex secretario está procesado por supuesto enriquecimiento ilícito, luego de ser detenido con casi nueve millones de dólares en un convento de General Rodríguez.

La investigación se centra en el origen de ese dinero y también en la vivienda de Dique Luján, que la Justicia sospecha que sería de su propiedad.

Este martes el juez Rafecas también ordenó que una junta médica examine a la madre superiora Alba, quien vive en el convento de General Rodríguez.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado encargó esa tarea al Cuerpo Médico Forense, luego de que dos estudios indicaran que Alba Día de España Martínez Fernández, de 95 años de edad, tenía problemas de salud y no podía afrontar la causa judicial.

El nuevo estudio fue solicitado por el fiscal Federico Delgado y la Oficina Anticorrupción (OA), querellante en la causa.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios