21 de julio de 2016

Ibar Pérez Corradi y el doctor Ernesto Sanz by Guillermo Tiscornia

Ibar Pérez Corradi declaró en sede judicial que el doctor Ernesto Sanz (UCR) -a su turno integrante del Consejo de la Magistratura- habría recibido supuestamente un soborno de u$s 200.000 a cambio -según habría referido- de suspender preventivamente al por entonces juez federal de Campana, doctor Federico Faggionatto Márquez, magistrado a cuyo cargo se encontraba por aquel entonces un caso de contrabando de efedrina suceso que tuvo alto impacto mediático e institucional. La remoción del citado magistrado tuvo lugar aproximadamente en el transcurso del año 2010.

Sucedió -también- que el día jueves 9 de agosto del año 2007, el entonces Senador Nacional doctor Ernesto Sanz, junto con su corrreligionario Federico Storani (UCR) (dicho sea de paso, ambos conmilitones del ex Director de Aduanas alfonsinista Contador Juan C. Delconte, a quien me tocó condenar a 10 años de prisión por 3.636 hechos de contrabando importador urdidos entre los años 1985 y 1988 el 7/07/98) votaban -junto con toda la representación multisectorial del Consejo de la Magistratura- una más que fraudulenta acusación montada en el mismo Consejo de la Magistratura bajo la fórmula eufemística de "mal desempeño".

Toda la representación multisectorial -en línea con los designios expresados desde el alta voz de la cadena oficial por la Presidente Cristina Fernández de Kirchner ( Mallorca, España, 24/07/07), y obviamente de los deseos de la Corporación de Juegos Recreativos de España (CODERE)- festejaba mi suspensión preventiva del cargo de titular del Juzgado Nacional en lo Penal Económico N° 7, dando de tal suerte crédito a una estratégica y fraudulenta denuncia acerca de inexistentes actos corrupción calculadamente urdida en mi contra.

Mientras esa situación se verificaba en la República Argentina, en los EEUU (condado Maricopa, estado de Arizona) el principal accionista español de la firma CODERE -Joaquín Franco Núñez- era formalmente acusado por los señores fiscales federales Terry Goddard y Todd Lawson- a la pena de QUINCE AÑOS DE PRISIÓN al haberse comprobado una tentativa de soborno llevada a cabo respecto de un funcionario del gobierno federal de los EEUU con el indisimulable propósito de forzar la instalación de un Casino en el condado de Maricopa, Estado de Arizona.

Fue así que transcurrido nueve años de aquel episodio, concretamente el día 9 de diciembre del año 2015 en su último día de trabajo el Ministro -Dr. Carlos Fayt- estampaba su última firma en un auto de sobreseimiento total dictado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en mi respecto desenmascarando de tal modo la burda maniobra desestabilizadora urdida por el kirchnerismo en mi contra allá por el año 2007, a poco de haber citado quien suscribe desde mi función judicial a declarar en indagatoria a la por entonces Ministra de Defensa del gobierno federal argentino -Dra. Nilda Garré- por contrabando exportador de fusiles FAL a EEUU bajo sistémica subfacturación y tal como había sido denunciado por la propia Aduana argentina.

Por lo demás, el día 25 de febrero del año 2014, la Comisión Americana sobre Derechos Humanos en el marco de la petición número 1018/07 “Tiscornia, Guillermo Juan c/ República Argentina” y aplicando los arts.30, 36 y 40 de su propio reglamento interno, declaraba la admisibilidad formal de dicha petición dando entonces curso al inicio del proceso de revisión respecto de la mas que fraudulenta sentencia de remoción decretada en mi respecto el día 19/12/07 por ese genuino esperpento institucional denominado eufemísticamente Jurado de Enjuiciamiento de los Magistrados Federales; destitución que fue enmarcada dentro de la fórmula -también eufemística- de “mal desempeño”. Con lo cual dicha remoción no se encuentra a la fecha firme, aguardándose en tiempo presente por la definición del caso en la respectiva instancia supranacional.

Ahora nos encontramos con la reciente versión de Ibar Pérez Corradi, quien no tan solo involucró a posibles personas relacionadas con el entorno del doctor Aníbal Fernández (aspecto que probablemente sea materia de específica investigación), sino que -además- acaba de señalar que el doctor Sanz habría aceptado supuestamente un soborno a los efectos de correr del medio de su cargo al ex colega del fuero federal de Campana -doctor Federico Faggionatto Márquez-; rápidamente el doctor Sanz salió al cruce de tal versión calificándola de descabellada.

Como dato objetivo de la realidad, cabe recordar que el doctor Faggionatto Márquez fue removido de su cargo judicial mientras investigaba allá por los años 2007 y 2008 un circuito de corrupción en rededor del tráfico de efedrina y de su secuencia importadora-exportadora.

Y como dato también objetivo de la realidad, cabe señalar que quien suscribe corrió idéntica suerte que el ex colega doctor Faggionatto Márquez; en efecto ello ocurrió mientras quien suscribe investigaba a la misma CODERE S.A. por contrabando y evasión fiscal ( en la importación de máquinas tragamonedas) y en simultáneo -esto es- mientras también me tocaba investigar a la por entonces Ministra de Defensa -Dra. Nilda Garré-por el comentado contrabando exportador de fusiles FAL a los EEUU (Farmington Connecticut).

¿Acaso convergerán dos más que sugestivas casualidades tanto en torno al caso que tuvo como protagonista al doctor Faggionatto Márquez como también el caso que tuvo como protagonista a quién suscribe?, ¿qué razones valederas tendría Pérez Corradi para involucrar falsamente al doctor Sanz en el marco de una denuncia de supuesto cohecho? Dejamos esta respetuosa inquietud no tan solo a la elevada consideración de la señora magistrado federal doctora María Romilda Servini de Cubría, como así también al estimado lector/a.

Guillermo J. Tiscornia

Ex juez en lo Penal Económico

[email protected]

COMPARTIR:

Comentarios