Lunes 13 de Julio de 2020

  • Nublado

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

7 de mayo de 2016

La primera casa de Lázaro Báez antes de tener 150 propiedades

Esta no es la historia del ascenso social argentino, esta es la versión del saqueo y la corrupción más burda y cínica conocida hasta el momento.

La imágen de la casa de una familia de clase trabajadora ilustra esta nota. Esta era la casa del "Negro", como todos lo apodaban y conocen en Río Gallegos ubicada en uno de los barrios más humildes de la capital santacruceña. esta es la primera vivienda de Lázaro Báez de las 150 que le encontraría la justicia apenas unos años después. Incluso es el domicilio que declara su hija menor Melina. Su sencillez es antagónica a la riqueza que ostentan las casas allanadas.

En la década del 80, Báez trabajaba en el Banco Santa Cruz, pase que le consiguió el entonces gobernador Arturo Puricelli ya que el empresario K era empleado del Banco Nación. Aún no conocía a Néstor Kirchner. Esto ocurrió para 1987 cuando ya como intendente de Río Gallegos, buscaba su primera gobernación.

Ese vínculo que se fortaleció con el paso de los años tuvo su mayor punto de inflexión en 2003, cuando Lázaro constituye en mayo, Austral Construcciones. Desde entonces todo fue en aumento.

Atrás dejó el Falcon modelo 72, y la pequeña casa, lo primero que tuvo en su patrimonio. Se trata de una vivienda en el Barrio 499 un barrio histórico de Río Gallegos y donde las casas que no fueron remodeladas, conservan la sencillez con las que fueron construidas.

Un inmenso barrio, conocido por el tanque de agua que sobresale en el corazón del mismo y que supo ser de los primeros que se entregaron como viviendas sociales. En constante crecimiento, marca la historia de la capital santacruceña.

Lázaro Báez no tardó en mudarse del barrio y instaló a varios minutos de allí, cerca de la costanera local donde se erigen las propiedades más lujosas de la ciudad. Dejó el domicilio del Barrio 499 casa 474, que su hija Melina, la menor de todas, sigue declarando ante la AFIP, para instalarse en Villarino 126, donde la Justicia la semana pasada secuestró 90.000 dólares.

Aunque no tiene mejoras, ni ninguna ampliación realizada, la casa del Barrio 499 -aún a nombre del empresario K- cuenta con seguridad privada. Llamativo pero propio de Báez.

Crèdito: Diario hoy

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios