10 de abril de 2016

SUPERMERCADOS: Inflación, competencia desleal y quiebre la pequeña industria y comercio by César Augusto Lerena

La rentabilidad de los supermercados es abusiva, y está fuera de todo análisis y control de
parte del Estado. Ello queda evidenciado de los precios de algunos productos que se indican
en la tabla siguiente:

Dr. CESAR AUGUSTO LERENA 1 LOS SUPERMERCADOS LA EXTRACCIÓN DE LOS RECURSOS PROVINCIALES, INFLACIÓN, COMPETENCIA DESLEAL Y QUIEBRA DE LA PEQUEÑA INDUSTRIA Y COMERCIO LOS PRECIOS. La rentabilidad de los supermercados es abusiva, y está fuera de todo análisis y control de parte del Estado. Ello queda evidenciado de los precios de algunos productos que se indican en la tabla siguiente: Alimentos Precio que se le paga al productor (Kg) Precio que paga el consumidor en el Supermercado ($/Kg) Diferencia porcentual entre el precio del productor y lo que paga el consumidor Banana $ 1,50 $ 30 1.900% Vino $ 3,00 $ 60 1900% Damasco $ 3,00 $ 25 733% Durazno $ 3,00 $ 50 1566% Zapallo $ 3,63 $ 13 258% Tomate $ 3,75 $ 56 1393% Batata $ 2,00 $ 30 1400% Azúcar $ 4,00 $ 25 525% Arroz $ 2,10 $ 24 1043% Yerba $ 5,20 $ 45 1043% Miel $ 20,00 $ 70 250% Carne $ 28,00 $ 130 364% Leche $ 2,60 $ 15 476% Cerdo $ 18,00 $ 96 433% Federación Agraria Argentina, abril, 2016 Los Supermercados e Hipermercados venden al público muy por encima de su costo real y aducen tener una baja rentabilidad. Sin embargo, basta ver las publicidades de bonificaciones en los medios: 2 x 1; 80% de descuento en el 2do. producto; 6 x 4; etc. para preguntarse: ¿dónde está la baja rentabilidad o esas bonificaciones las debe enfrentar el industrial o productor que tienen una rentabilidad menor? Si existe baja rentabilidad, porqué el mismo producto de una “primera marca” elaborado con marca blanca del supermercado es un 20% más barato? Ni la devaluación ni los hipotéticos aumentos de las paritarias pueden incidir en los altísimos aumentos en los alimentos de origen nacional, porque la mano de obra en un producto de consumo masivo tiene una incidencia menor en la industria y bajísima en los sistemas de autoservicio, donde es escasa la ocupación de mano de obra. Estos aumentos desmedidos afectan especialmente a quienes menos tienen, donde la canasta familiar se compone esencialmente del consumo de alimentos; de modo tal, que estos incrementos en los costos de los alimentos son los que provocan un aumento de pobres y un gran número de ellos pasen a ser indigentes, porque con sus ingresos no alcanzan a adquirir los alimentos básicos de sobrevivencia. Dr. CESAR AUGUSTO LERENA 2 EL DESARROLLO DE LAS PROVINCIAS MÁS GRANDES CON LOS RECURSOS ECONÓMICOS DE LAS PROVINCIAS MÁS POBRES. Los grandes supermercados e hipermercados están extrayendo los salarios de los trabajadores de las provincias más pobres que no producen “primeras marcas” en favor de las provincias industrialmente más desarrolladas, ya que los supermercados no producen o producen bajísima generación industrial en las provincias del interior donde están radicados, motivo por el cual con los dineros de los pobladores consumidores de las provincias más pobres se desarrolla la producción y la industria en las provincias más ricas. LA COMPETENCIA DESLEAL, EL CIERRE DE LOS PEQUEÑOS COMERCIOS E INDUSTRIAS Y LA PÉRDIDA DE EMPLEO. La política de grandes supermercados e hipermercados, de establecerse con mercados de cercanía o proximidad, que ellos mismos abastecen, está destruyendo a los pequeños almacenes, las panaderías, carnicerías, pescaderías y verdulerías. Las leyes que establecen límites a las grandes superficies tuvieron como fundamento -entre otros- buscar un equilibro con los medianos y pequeños comercios; sin embargo, cuando estas grandes firmas (hipermercados y supermercados) comenzaron a abrir mercados de proximidad o cercanía, lo que hicieron fue una prolongación de esos establecimientos y con ello evadir las leyes de grandes superficies; ya que estos pequeños o medianos locales ubicados en el radio céntrico de las ciudades, no son más que una prolongación de las grandes superficies, a las que se les exigía una distancia determinada de las ciudades y pueblos. Es decir, los Hipermercados no sólo concentran las compras semanales o mensuales, sino que quieren quedarse también con las compras diarias, que habitualmente se realizaban en pequeños comercios del barrio. Los Hipermercados están realizando también la industrialización y fraccionamiento de alimentos dentro de sus locales, produciendo el quiebre de la pequeña y mediana industria nacional que proveía a los comercios. Además de ello, el sistema de autoservicio es de baja ocupación de mano de obra, sin asistencia al cliente. Será difícil visibilizar el problema cuando las bonificaciones de alimentos de los grandes supermercados ocupan el 45% de la publicidad de los medios gráficos, y el 55% restante ésta en su gran mayoría (indumentarias y electrodomésticos) originada por los mismos supermercados.

Dr. César Augusto Lerena Abril, 2016

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios