4 de abril de 2016

El PJ-FpV de la Cuarta Sección pidió no hipotecar el futuro de la Nación

El Justicialismo de la IVª Sección Electoral de la provincia de Buenos Aires y sus aliados del Frente para la Victoria se reunieron en la ciudad de General Pinto. Evaluaron el resultado de las últimas elecciones y la situación política en la región, Provincia y Nación tras las medidas implementadas por el gobierno de Cambiemos.

Si bien no se emitió ninguna declaración final conjunta, se supo que hubo lugar allí a una profunda autocrítica desde las distintas posturas, fuertes cuestionamientos al gobierno y un coincidente llamado a defender los logros conseguidos durante los pasados doce años y a no “no hipotecar el presente y el futuro de nuestra Nación”.

Estuvieron presentes el intendente anfitrión Alexis Guerrera y sus pares Germán Lagos (Alberti); Alberto Conocchiari (Leandro Alem) y Jorge Cortés (Hipólito Yrigoyen); Julián Domínguez (ex presidente de la Cámara de Diputados de la Nación); el senador provincial Patricio García; el diputado provincial Mauricio Barrientos; el diputado nacional Oscar Romero; Darío Golía (ex intendente de Chacabuco), Aníbal Pitelli (ex intendente de Chivilcoy, y referente del ex ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo); Aldo San Pedro (ex intendente de Bragado y titular del Partido para la Victoria); María Celia Giannini (ex intendenta de Carlos Tejedor); Horacio Delgado (ex intendente de 9 de Julio); Héctor Trucco (ex intendente de Rivadavia); concejales y representantes de los distritos de Trenque Lauquen, General Villegas, Lincoln, General Viamonte, Florentino Ameghino, Carlos Casares y América (Rivadavia); y además, miembros de distintos sectores juveniles de la región.

Luego del encuentro, y en declaraciones a la prensa, los asistentes afirmaron que “las dificultades en el aumento de costos de los servicios eléctricos, la disminución de la demanda y el consumo, y la incipiente pérdida de empleos, constituye una vuelta al pasado”.

Además, destacaron que “este intento de acordar con los fondos buitre significa un nuevo capítulo del endeudamiento para pagar deuda externa, lo que nos conduce inexorablemente a un callejón sin salida, generando un espiral que promete nuevos problemas que agudizan y terminan generando más crisis”.

Acerca de la mencionada negociación con los fondos buitre, expresaron que “la política no debe someterse a la economía y ésta no debe someterse a los dictámenes de la tecnocracia”.

“La postura del peronismo fue, es y será que la política y la economía, en diálogo, se coloquen al servicio de la vida. La Argentina logró que la Asamblea General de la ONU aprobara una resolución que limita el accionar de los fondos buitre a través de nueve principios: soberanía, buena fe, transparencia, imparcialidad, tratamiento equitativo, inmunidad soberana, legitimidad, sostenibilidad y reestructuración de la mayoría”, agregaron, y concluyeron: “El ajuste que este tipo de procesos supone, ya lo estamos viviendo desde el 10 de diciembre, cuando un paquete de medidas económicas comenzó a generar una ola de desempleo que preocupa”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios