Sábado 28 de Marzo de 2020

  • 23.2º
  • Parcialmente nublado

23.2°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

18 de febrero de 2016

Cardenal Eduardo Pironio va camino de la Beatificación

El Padre Giuseppe Tamburrino de la Orden de San Benito, postulador de la causa de beatificación del Cardenal Eduardo Pironio, comunicó a Monseñor José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, que el Tribunal del Vicariato de Roma decidió la fecha para la conclusión de la etapa diocesana. La sesión de clausura de la fase diocesana de la causa de beatificación y canonización del Siervo de Dios Cardenal Eduardo Pironio será el próximo viernes 11 de marzo a las 12.00 hs en la Sala de la Conciliación de la sede del Vicariato romano y estará presidida por el Cardenal Agostino Vallini.

La Conferencia Episcopal Argentina es la actora en dicho proceso, motivo por el cual estará presente en el acto Monseñor Carlos Malfa, Obispo de Chascomús y Secretario General de la Conferencia Episcopal Aargentina.

Durante la instrucción diocesana se recogieron los testimonios, escritos y documentación sobre la vida, virtudes y fama de santidad del Cardenal Pironio que ahora pasan a la Congregación para la Causa de los Santos.

Referencias

El proceso de beatificación del Cardenal Pironio fue impulsado en 2003, al cumplirse 5 años de su fallecimiento, por la Conferencia Episcopal Argentina durante su Asamblea Plenaria de noviembre donde además decidió constituirse como el actor principal de la misma. En el mes de abril de 2005 la causa fue introducida en el tribunal eclesiástico del Vicariato de Roma y se designó Postulador al Padre Giuseppe Tamburrino, monje benedictino y sacerdote de la Abadía de Praglia, Italia. Es que, de acurdo a las normas establecida, el tribunal competente para iniciar una causa de beatificación es el del lugar en que ha fallecido el fiel.

Obtenido el parecer favorable a la admisión de la causa por parte de la Conferencia Episcopal del Lacio, el Cardenal Camilo Ruini, el 13 de junio emitió el Edicto para poner en conocimiento de la comunidad eclesial la solicitud de la causa y solicitar noticias sobre la fama de santidad del Siervo de Dios. Posteriormente fueron designados dos censores teológicos para el examen de los escritos publicados por el Cardenal. Habiendo analizado el material presentaron su juicio muy positivo sobre la ortodoxia de doctrina y sobre la figura emergente de sus escritos. Con fecha 21 de noviembre de 2005 se designó a Beatriz Buzzetti Thomson, vice-postuladora de la causa.

La Congregación para la Causa de los Santos concedió el Nihil obstat (nada obstaculiza) para la apertura del Proceso de Beatificación y Canonización. El 23 de junio de 2006, se realizó la solemne apertura de la fase diocesana del proceso de beatificación y canonización de Siervo de Dios Cardenal Eduardo Francisco Pironio. La ceremonia se desarrolló en la Sala della Conziliacione del Palazzo Apostolico Lateranense y fue presidida por el Card. Camilo Ruini, Vicario General de Su Santidad para la diócesis de Roma. Se constituyó la comisión histórica y la designación de los censores históricos que se abocaron al estudio de los numerosos escritos y documentos que dan cuenta de su vida y su obra, como así también del contexto histórico en el cual el Cardenal Pironio desarrolló su acción.

El lunes 19 de febrero de 2007, el Tribunal de la Curia Arzobispal de Buenos Aires se reunió en primera sesión, para realizar los actos iniciales del Proceso en la Argentina, que recogió los testimonios sobre la fama de santidad y el ejercicio heroico de las virtudes del Siervo de Dios Eduardo Francisco Pironio. El 5 de octubre d 2007 se efectuó la sesión de clausura del Tribunal de Buenos Aires, luego de haber recibido 42 testimonios correspondientes a sacerdotes, religiosos y religiosas, y laicos de la República Argentina y de Colombia, entre ellos, el del entonces Cardenal Jorge Bergoglio.

Con la clausura del proceso diocesano de virtudes heroicas del Cardenal Pironio, el próximo 11 de marzo, se cierra una etapa muy importante y todo el material es enviado a la Congregación para la Causa de los Santos donde se nombra un Relator elaborará el documento denominado “Positivo”. En este documento se incluyen, además de los testimonios de los testigos, los principales aspectos de la vida, virtudes y escritos del Siervo de Dios. Luego, este documento es discutido por una Comisión de Teólogos para presentar un informe a los Cardenales y Obispos integrantes de la Congregación para las Causas de los Santos. Ellos, a su vez ofrecerán su parecer al Santo Padre para que dicte el Decreto de Heroicidad de Virtudes y así, el que era Siervo de Dios pasa a ser considerado Venerable.

COMPARTIR:

Comentarios