RELIGIÓN

3 de noviembre de 2015

Nuevo paso para la canonización de Brochero

La Comisión Teológica confirmó por unanimidad el milagro del “Cura Gaucho”. Lo dijo el servicio de noticias de Cadena 3, el obispo de Cruz del Eje, Santiago Olivera. “Esto nos da pie para el siguiente paso”, celebró

La Comisión Teológica confirmó este martes por unanimidad el milagro de José Gabriel del Rosario Brochero y avanza el proceso de canonización del “cura gaucho”. 

La información fue confirmada por el obispo de Cruz del Eje, Santiago Olivera, quien en diálogo con Cadena 3 aseguró que “se confirmó la intercesión del beato” en el caso Camila Brusotti. 

“Hemos dado otro paso. Han visto que el centro de la oración ha sido la intercesión del beato Brochero”, aseguró. 

“Se ha estudiado la causa-efecto: a quién le rezaron y cómo resultó. Esto es lo que estudiaron los teólogos hoy y por eso nos da pie para el siguiente paso, ya el final del proceso”, explicó Olivera. 

El obispo recordó que le pidió al Papa Francisco que en su visita a Argentina canonice al “cura gaucho”. “Le pedí que si venía en enero lo canonice aquí en Argentina. Ahora, parece que el Papa no estaría viniendo, así que suponemos que va a ser en Roma”, se esperanzó. 

“Creo que las condiciones darían para que Brochero sea canonizado el año que viene, porque es el mismo año en el que cumple 150 años de sacerdote. Igualmente, eso lo dirá el Santo Padre sobre el cómo y cuándo”, señaló. 

La confirmación de este milagro es un nuevo paso hacia la santificación del cura de Traslasierra. Ahora, resta sólo el último que será la Comisión Ordinaria de Obispos y Cardenales prevista para el próximo 2 de febrero. 

El Milagro
El caso de Camila Brusotti, la niña gravemente herida que recuperó su salud, fue atribuido a un milagro del Cura Brochero. 

El episodio ocurrió en octubre de 2013 cuando la pequeña, que entonces tenía 9 años, ingresó a un sanatorio de San Juan con múltiples lesiones, que después se comprobó habían sido producto de una golpiza.

En aquel momento la madre de la niña le dijo a las médicas del Centro Integral de la Mujer y el Niño (CIMYN) de San Juan que sus heridas fueron provocadas por la caída de un caballo, pero las profesionales desde el principio advirtieron que esto no era así y rápidamente hicieron la denuncia por violencia familiar.

La brutal golpiza que recibió la nena le valió estar en grave estado y al borde de la muerte por dos meses, hasta que por un hecho que no pudo ser explicado científicamente, inició “una recuperación meteórica a principios de enero de 2014”, y apenas tres meses después del ataque, comenzó a caminar sola, hablar con fluidez e interactuar con su familia.

Valeria Pardini, una de las médicas que la atendió, dijo que “nunca esperamos, desde lo científico, que Camila se recuperara como lo hizo” y aseguró que “hoy ella está muy bien, es una nena normal y en eso algo hubo mas allá de la ciencia, que produjo este milagro”.

Pardini indicó que “fue algo que nos tocó mucho, porque fue bastante shockeante, ya que más allá del actuar médico, todos en el sanatorio pensamos que hubo algo más, ya que era impensable que pudiera recuperarse como lo hizo”.

Reconoció que “como la familia de Camila es muy creyente, especialmente la abuela que es una persona divina, rezaron mucho e hicieron que interviniera el cura Brochero”.

La médica recuerda que “el momento bisagra del caso, cuando Camila hizo el click, fue cuando su bisabuela entró a la terapia y aunque ella todavía estaba con el respirador, fue la primera vez que Camila se conectó, habló, le contestó. Incluso, la señora le cantó una canción y Camila la siguió, Camila empezó a mover las manos, abrió los ojos y fue un giro de 360 grados”.

En la actualidad, y pese a los pronósticos iniciales, Camila asiste a la escuela y lleva una vida con total normalidad.

No le quedaron secuelas físicas de la brutal golpiza
Mientras el milagro ocurría, la investigación judicial y policial demostró que la nena vivía en un ambiente de tremenda violencia familiar, que sufría constantemente golpizas de parte de su madre, Alejandra Ríos, y de su padrastro, Pedro Oris, que también golpeaba a su mujer.

Las audiencias del juicio posteriormente demostraron que el último ataque que recibió Camila vino de su propia madre, que fue señalada como la autora material del hecho, por lo que hoy está presa, al igual que su pareja en calidad de cómplice y coautor del ataque.

El arzobispo de San Juan, monseñor Alfonso Delgado, no dudó en calificar como “un milagro de Dios a través de la intercesión del cura Brochero” a la recuperación de la pequeña.

“Es un hecho inexplicable, algo que no se da según las normas de la salud. Fue una curación extraordinaria, sin explicación”, dijo el obispo que recordó que los dos milagros que se le adjudica al sacerdote de Traslasierra, Córdoba, “se trató de niños que estuvieron al borde de la muerte, donde se notó la mano de Dios”, y rescató el hecho de que “en estas cosas hay que reconocer que la oración de tanta gente dio sus frutos”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios