Jueves 23 de Mayo de 2024

Hoy es Jueves 23 de Mayo de 2024 y son las 18:08 -

SOCIEDAD

22 de abril de 2023

Historia de vida. Susana, la "Cicloviajera" de 73 años que persigue sus sueños en dos ruedas

Susana Seifert lleva casi una década viajando sola en su bicicleta con alforjas. Su primer viaje fue en el 2014 y considera que el secreto es disfrutar el viaje.

Susana Seifert tiene 73 años, es oriunda de General Roca, Río Negro, enviudó hace 14 años y decidió recorrer la vida en dos ruedas. Se autodenomina “Cicloviajera” y recorre las provincias con su bicicleta con alforjas llenas de optimismo y ganas de vivir.

La viajera relató  que lo importante no es donde se llega sino disfrutar el viaje. “Es disfrutar el aire libre, sentir la libertad, manejar nuestros tiempos despacio sin prisa, pacientes, disfrutando cada momento que vivimos”, afirmó.

A su vez, contó que no lleva carpa, viaja tramos muy largos y duerme en hospedajes haciendo etapas de 100 a 185 kilómetros y los viajes que realiza promedian entre 500 y 1200 kilómetros. 

“Mis viajes no duran muchos días. Tengo que trabajar porque soy cosmetóloga. Mi primer viaje fue en el 2014 de General Roca, mi ciudad, a Las Grutas”, reveló.

Susana no siente su edad en el cuerpo, dice sentirse “vital” y lleva recorridos 25.000 kilómetros desde que comenzó. En su bicicleta con alforjas ya fue a Chile en varias oportunidades, Uruguay, Neuquén y Buenos Aires.

“Voy cumpliendo sueños, no siento miedo y me parece más importante tener proyectos que poder cumplirlos”, comenta la mujer que cuenta que viaja temprano para que el día dure más y poder escuchar el sonido de los pájaros y sentir la brisa en el rostro.

 

Aclara que la actividad física cambia la vida, que hay que marcarse objetivos y tratar de cumplirlos, aconseja que el que comience una actividad física lo haga de a poco, despacio, "pero por lo menos tres veces a la semana".

“Estoy cumpliendo mis sueños y me gusta compartirlo”, concluye diciendo la cicloviajera, la mujer que no tiene miedo y disfruta de la libertad y del viento en la cara.

COMPARTIR:

Comentarios