Miércoles 12 de Agosto de 2020

  • 1.3º
  • Despejado

1.3°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

TECNO NEWS

12 de julio de 2020

Los mamíferos más peligrosos para el ser humano

Algunos animales de gran tamaño, como leones, tigres y osos, son famosos por su ferocidad, normalmente cuando tienen hambre o son provocados.

Los mamíferos son vertebrados, se alimentan con la leche de las glándulas mamarias de sus madres al nacer, y poseen características únicas, como el pelo (en la mayoría de los casos). Tal vez porque los humanos somos también animales mamíferos, hemos escogido históricamente a otros animales con esta misma naturaleza para que nos acompañen a lo largo de la historia de la humanidad, no solo como potencial de trabajo o transporte, sino como fieles amigos. La mayoría de los animales domésticos que conviven con humanos son mamíferos (perros y gatos) y los caballos, y otros animales de granja de los que ha dependido en gran medida nuestra supervivencia también lo son.

 

Pero, pese al carácter afable que los humanos mostramos hacia los animales mamíferos (y que ellos parecen mostrarnos también a nosotros), en ocasiones se dan accidentes protagonizados por humanos y mamíferos en los que las personas resultan heridas o mueren. En muchas ocasiones, la causa del accidente no es tanto que el animal en sí resulte agresivo, sino porque la propia civilización humana ha invadido parte o la totalidad de su hábitat, con lo que el animal puede sentirse amenazado y reacciona tratando de defenderse.

 

Muchos más mamíferos con los que los humanos nos relacionamos habitualmente causan accidentes mortales que otro tipo de animales que, a priori, pueden resultarnos menos ‘simpáticos’; un ejemplo de ello son los tiburones, peces que provocan unos 5 accidentes mortales al año. En cambio, elefantes, hipopótamos, ciervos, tigres o incluso perros pueden provocar decenas o cientos de fallecimientos humanos cada año, dependiendo del país.

 

En el mundo hay unas 5000 especies de mamíferos. La mayor parte son más pequeñas en tamaño que el humano y, por lo general, inofensivas. Sin embargo, otros animales de mayor tamaño, como leones, tigres y osos son famosos por su ferocidad, normalmente cuando tienen hambre o son provocados.

 

Pese a que, en ocasiones, algunos animales (en este caso, mamíferos) provocan la muerte de algunas personas, la actividad humana provoca un número desproporcionado de muertes de animales, especialmente mamíferos. La industria alimentaria, la caza, pero principalmente la destrucción de los ecosistemas, derivada de las actividades humanas comprometen seriamente a muchas especies cada año. Por ello, es nuestra responsabilidad amar y respetar a los animales, y no culparlos ni demonizarlos, precisamente para minimizar el riesgo de este tipo de ataques.

 

Estas son algunas de las especies de mamíferos más mortíferas para el ser humano.

Perros

 
Considerado el mejor amigo del hombre y la mujer, en occidente goza de una gran estima por parte de los humanos, dado que la domesticación de su antepasado convirtió al Canis lupus familiaris en un amigo leal, para para muchos, un miembro más de la familia; y, para otros, incluso un compañero en el que depositar una total confianza, como es el caso de las personas invidentes, que dependen de perros para desplazarse con seguridad. Sin embargo, en el continente asiático, los perros no gozan de esta posición a nivel cultural. En algunas áreas del mundo, los perros se usan como guardianes o bestias de carga, o incluso como alimento. 

Debido tal vez a la estrecha relación entre ambos, los ataques de perros contra humanos son bastante comunes. Según la Enciclopedia Británica, entre 1982 y 2013 unas 466 personas fueron asesinadas por perros en Canadá y Estados Unidos. Durante el mismo periodo, hubo más de 4100 ataques de perros en la región, lo que resultó en más de 2400 casos de mutilación. 

Leones

Los leones son uno de los animales más fascinantes sobre la Tierra. Un macho adulto puede consumir más de 34 kilos de carne en una sola comida y descansar durante una semana antes de reanudar la caza. Si la presa es abundante, machos y hembras pueden pasar de 21 a 22 horas al día descansando, durmiendo o sentados, y cazan solo un par de horas al día. 
Según datos de la revista Nature, 871 personas en Tanzania fueron atacadas por leones entre 1990 y 2005. Hoy, los leones matan aproximadamente a 100 personas al año en Tanzania. 

Aparentemente apacibles, los osos pueden resultar agresivos si se ven amenazados. Los osos pardos y polares son los más peligrosos, pero también los osos pardos euroasiáticos y los osos negros estadounidenses atacan a los humanos ocasionalmente. 

Algunas especies depredan al ganado en ocasiones, y algunos osos, como los osos negros asiáticos y estadounidenses, pueden destruir los cultivos. 

Cabe destacar que los osos se encuentran terriblemente amenazadas por el ser humano, y se enfrentan incluso a su extinción.

 

Los mamíferos son vertebrados, se alimentan con la leche de las glándulas mamarias de sus madres al nacer, y poseen características únicas, como el pelo (en la mayoría de los casos). Tal vez porque los humanos somos también animales mamíferos, hemos escogido históricamente a otros animales con esta misma naturaleza para que nos acompañen a lo largo de la historia de la humanidad, no solo como potencial de trabajo o transporte, sino como fieles amigos. La mayoría de los animales domésticos que conviven con humanos son mamíferos (perros y gatos) y los caballos, y otros animales de granja de los que ha dependido en gran medida nuestra supervivencia también lo son.

 

Pero, pese al carácter afable que los humanos mostramos hacia los animales mamíferos (y que ellos parecen mostrarnos también a nosotros), en ocasiones se dan accidentes protagonizados por humanos y mamíferos en los que las personas resultan heridas o mueren. En muchas ocasiones, la causa del accidente no es tanto que el animal en sí resulte agresivo, sino porque la propia civilización humana ha invadido parte o la totalidad de su hábitat, con lo que el animal puede sentirse amenazado y reacciona tratando de defenderse.

 

Muchos más mamíferos con los que los humanos nos relacionamos habitualmente causan accidentes mortales que otro tipo de animales que, a priori, pueden resultarnos menos ‘simpáticos’; un ejemplo de ello son los tiburones, peces que provocan unos 5 accidentes mortales al año. En cambio, elefantes, hipopótamos, ciervos, tigres o incluso perros pueden provocar decenas o cientos de fallecimientos humanos cada año, dependiendo del país.

 

En el mundo hay unas 5000 especies de mamíferos. La mayor parte son más pequeñas en tamaño que el humano y, por lo general, inofensivas. Sin embargo, otros animales de mayor tamaño, como leones, tigres y osos son famosos por su ferocidad, normalmente cuando tienen hambre o son provocados.

 

Pese a que, en ocasiones, algunos animales (en este caso, mamíferos) provocan la muerte de algunas personas, la actividad humana provoca un número desproporcionado de muertes de animales, especialmente mamíferos. La industria alimentaria, la caza, pero principalmente la destrucción de los ecosistemas, derivada de las actividades humanas comprometen seriamente a muchas especies cada año. Por ello, es nuestra responsabilidad amar y respetar a los animales, y no culparlos ni demonizarlos, precisamente para minimizar el riesgo de este tipo de ataques.

 

Estas son algunas de las especies de mamíferos más mortíferas para el ser humano.

Perros

 
Considerado el mejor amigo del hombre y la mujer, en occidente goza de una gran estima por parte de los humanos, dado que la domesticación de su antepasado convirtió al Canis lupus familiaris en un amigo leal, para para muchos, un miembro más de la familia; y, para otros, incluso un compañero en el que depositar una total confianza, como es el caso de las personas invidentes, que dependen de perros para desplazarse con seguridad. Sin embargo, en el continente asiático, los perros no gozan de esta posición a nivel cultural. En algunas áreas del mundo, los perros se usan como guardianes o bestias de carga, o incluso como alimento. 

Debido tal vez a la estrecha relación entre ambos, los ataques de perros contra humanos son bastante comunes. Según la Enciclopedia Británica, entre 1982 y 2013 unas 466 personas fueron asesinadas por perros en Canadá y Estados Unidos. Durante el mismo periodo, hubo más de 4100 ataques de perros en la región, lo que resultó en más de 2400 casos de mutilación. 

Leones

Los leones son uno de los animales más fascinantes sobre la Tierra. Un macho adulto puede consumir más de 34 kilos de carne en una sola comida y descansar durante una semana antes de reanudar la caza. Si la presa es abundante, machos y hembras pueden pasar de 21 a 22 horas al día descansando, durmiendo o sentados, y cazan solo un par de horas al día. 
Según datos de la revista Nature, 871 personas en Tanzania fueron atacadas por leones entre 1990 y 2005. Hoy, los leones matan aproximadamente a 100 personas al año en Tanzania. 

Aparentemente apacibles, los osos pueden resultar agresivos si se ven amenazados. Los osos pardos y polares son los más peligrosos, pero también los osos pardos euroasiáticos y los osos negros estadounidenses atacan a los humanos ocasionalmente. 

Algunas especies depredan al ganado en ocasiones, y algunos osos, como los osos negros asiáticos y estadounidenses, pueden destruir los cultivos. 

Cabe destacar que los osos se encuentran terriblemente amenazadas por el ser humano, y se enfrentan incluso a su extinción.

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios