Miércoles 8 de Abril de 2020

  • 6.9º
  • Despejado

6.9°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

13 de marzo de 2020

¿Qué diferencia hay entre el coronavirus y la gripe? Por Sarah Romero

COVID-19 comparte muchos de los síntomas de resfriado y la gripe, pero es mucho más mortal. Estas son las diferencias.

El número de casos de coronavirus es creciente desde finales de enero, más de 120.000 personas han contraído COVID-19, según informes oficiales. El pánico creciente ha llevado a la caída de los mercados bursátiles, y algunos supermercados han comenzado a racionar las existencias de alimentos esenciales y artículos para el hogar, al menos en países como Reino Unido e Italia.


A pesar del nivel de alerta y la tasa creciente de infecciones, las muertes relacionadas con COVID-19 siguen siendo relativamente bajas. Sin embargo, todo el mundo parece preocupado por esta pandemia y se preguntan qué diferencia la gripe estacional de este nuevo coronavirus. Para empezar, el nuevo coronavirus no es como la gripe estacional, a pesar de que los síntomas se parecen (dolores y molestias, fiebre, dolor de garganta).

Cientos de investigadores de todo el mundo están trabajando frenéticamente para encontrar una vacuna para el COVID-19, pero el proceso de desarrollo lleva meses y es probable que sea demasiado tarde para el brote que estamos viviendo en estos momentos.

Las diferencias:

El resfriado común es causado por una cepa de virus diferente a la COVID-19.

La mayoría de los coronavirus, como el resfriado común, causan infecciones leves en el tracto respiratorio superior y producen síntomas relativamente leves, como nariz taponada, dolor de cabeza y dolor de garganta.

Las personas que contraen COVID-19 sufren de tos, dificultad para respirar y fiebre. La infección también puede causar neumonía, insuficiencia renal y, en los casos más graves, la muerte.

Por otro lado, la gripe es causada por varios virus de influenza diferentes. La gripe es muy infecciosa y se propaga fácilmente a otras personas, y es probable que se transmita a otra persona durante los primeros cinco días de infección. Los síntomas de la gripe pueden ser un poco más graves que los asociados con el resfriado común, son más intensos y generalmente, aparecen de repente. Algunas personas experimentan pérdida de apetito, diarrea o dolor de estómago y debilidad. En los casos más graves, la gripe también puede causar neumonía.

En la mayoría de la población los síntomas del resfriado común generalmente alcanzan su punto máximo dentro de los primeros dos o tres días de infección, mientras que los efectos de COVID-19 aparecen de 2 a 14 días después de la exposición. Así, a diferencia de la gripe, los síntomas del nuevo coronavirus pueden aparecer más lentamente y es especialmente sensible a ancianos y personas con otros problemas médicos como obesidaddiabetes, presión arterial alta o afecciones cardiacas.

Qué puedes hacer para minimizar la tasa de infección


Evita dar la mano, lávate las manos frecuentemente con agua y jabón (solo 2 de cada 10 personas suele lavarse las manos regularmente tras usar el baño, según el ministerio de salud francés), evita tocarse la cara y utiliza una mascarilla homologada si estás enfermo. No vayas directamente a la consulta del médico, porque corres el riesgo de contagiar a más personas. Dichas acciones pueden limitar las nuevas infecciones al igual que con la gripe, las enfermedades gastrointestinales y otras enfermedades infecciosas.

COMPARTIR:

Comentarios