12 de octubre de 2018

Más allanamientos en la causa por compra de psicofármacos con recetas apócrifas en el interior bonaerense

La justicia realizó operativos en las localidades de Bragado y de Lincoln, donde secuestraron medicamentos que habrían sido comprado con la misma modalidad delictiva.

La semana pasada, la justicia desbarató una banda que compraba psicofármacos en farmacias del interior de la provincia de Buenos Aires con recetas apócrifas. Luego de varios meses de investigación, se detuvo a una pareja en la localidad de 9 de Julio, cuando intentaba hacerse de esos medicamentos de manera ilegal. Ya habían comprado fármacos en Los Toldos, y se dirigían a Córdoba, en donde se cree los vendían en el mercado negro. Esta semana, en el marco de la causa, se ordenaron nuevos allanamientos, que terminaron con el secuestro de más medicamentos, recetas “truchas” y otros elementos. Los investigadores creen que hay más personas involucradas en este delito, ya que en los nuevos operativos se encontraron una gran cantidad de productos. Las tareas ahora se enfocan en saber cómo se hacían la srecetas, y el destino final de los tratamientos. 

Las nuevas acciones en el marco de la causa judicial fueron llevadas a cabo por la delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de la localidad de Junín, donde se inició la investigación en julio de este año. Las órdenes de allanamientos fueron otorgadas por el Juzgado de Federal de Junín, en las localidades de Bragado y de Lincoln, donde según fuentes judiciales citadas por medios locales se secuestraron gran cantidad de recetas apócrifas similares a las que fueron secuestradas a las personas detenidas la semana pasada. En ese caso, la operación se frustró porque el farmacéutico se dio cuenta que la receta era falsa y avisó a las autoridades. 

En julio de este año, la policía de Junín detectó a una persona que intentaba comprar psicofármacos con una receta apócrifa. Al indagar al sujeto, dio con varias órdenes “truchas” para estos medicamentos, lo que originó una investigación. Luego de varias pesquisas, esta semana se termino por desbaratar la banda, que compraba en los distritos de la zona los tratamientos, y luego los vendía en el marcado negro. Según se informó, durante el operativo se secuestraron medicamentos, recetas adulteradas y dinero en efectivo. El mercado negro de estos productos crece en todo el país, de la mano de un aumento en su uso abusivo, en especial combinado con alcohol. 

Por el aumento del consumo abusivo de estos tratamientos, el mercado negro aumenta en todo el país a un ritmo preocupante. El reciente informe reveló que en el país hay cuatro millones de personas, el 10 por ciento de la población, que consumen antidepresivos, generalmente por cuadros de ansiedad y depresión, y que en muchos casos existe riesgo de efectos secundarios. En el mismo se sostiene que el riesgo es igual con las 42 variedades disponibles en el país con las drogas básicas, lo que muestra el negocio que implica este problema de salud: Fluoxetina , Sertralina y Paroxetina.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios