Viernes 4 de Diciembre de 2020

  • 17.8º
  • Parcialmente soleado

17.8°

El clima en Los Toldos

3 de enero de 2018

Terror en el espacio: una estación espacial china se precipita hacia la Tierra

En algún momento de fines de marzo, la estación espacial china “Tiangong-1” caerá en algún lugar de a la Tierra, y aseguran que piezas grandes de la misma pueden sobrevivir al reingreso en la atmósfera.

El descenso del módulo causó preocupación debido a los escombros que lloverán del cielo, pero en realidad, “una estación espacial que cae es lo último por lo que alguien debería estar preocupado”.

Los satélites y las naves espaciales caen a la Tierra todo el tiempo. Los vehículos en órbitas más bajas son bombardeados por pequeñas partículas en la atmósfera superior del planeta, y eso eventualmente los arrastra hacia abajo. 

No obstante, por lo general, estos objetos que caen son lo suficientemente pequeños o tienen forma tal que se queman de forma segura al volver a entrar en la atmósfera.

El problema con Tiangong-1 es que es bastante masiva. Lanzada en 2011, Tiangong-1 - sirvió como la primera estación espacial con tripulación de China. 

El módulo pesa más de ocho toneladas y es bastante denso también. Y se estima que alrededor del 10 al 40 por ciento de una nave espacial llegará al suelo. Para satélites pequeños, eso no es mucho. Para Tiangong-1, eso es entre 1 a 3 toneladas.

Con los vehículos espaciales de este tamaño o más grandes, los operadores generalmente tienen un plan para deshacerse de ellos de forma segura cuando alcanzaron el final de su misión. 

Si un vehículo grande tiene propulsores, es posible usar el combustible restante de la nave para disparar esos motores intencionalmente y volcarlo sobre el océano. 

O enviar otra nave espacial con un motor para atracar con el vehículo en cuestión y sumergirlo en un lugar seguro.

En este caso particular, la estación espacial no estaba destinada a durar más allá de 2013, pero China decidió prolongar su vida útil durante un par de años. 

Luego, en 2016, la Agencia Espacial de China anunció que había perdido el contacto y el control, y que su órbita se había ido degradando lentamente desde entonces

Esto significa que finalmente hará una reentrada sin control. 

La Red de Vigilancia Espacial de los Estados Unidos y las agencias espaciales de otras naciones la estuvieron rastreando, y todo lo que sabemos realmente es que bajará entre 43 grados norte y 43 grados latitud sur. Puede parecer una gran área, pero la mayor parte de la superficie de la Tierra incluida en esa región está cubierta por el océano, y la mayor parte de la tierra incluida en esa zona está deshabitada.

En los más de 50 años que la humanidad estuvo lanzando cohetes, se sabe que solo una persona ha sido atacada por desechos espaciales. Su nombre es Lottie Williams, y una pequeña pieza de un cohete Delta le rozó el hombro cuando salió a caminar.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios