Sábado 31 de Octubre de 2020

  • 9.5º
  • Despejado

9.5°

El clima en Los Toldos

10 de febrero de 2017

Mili ya fue operada y evoluciona lentamente

La pequeña de 11 años, que viajó hace unas semanas al país centroamericano, fue intervenida quirúrgicamente y está atravesando la etapa post operatoria...

“La operación fue un éxito inesperado” confiaron a los colegas del semanario Impacto, un familiar de Mili, la niña de 11 años que viajó días atrás a Cuba para tratarse de una enfermedad. Recordemos que la pequeña sufre de displaxia fibrosa y por ese motivo su madre decidió trasladarla a Cuba, país altamente evolucionado en materia médica, donde existen especialistas para este tipo de enfermedades.

Luego de una campaña para recaudar los 150 mil pesos que necesitaban para viajar al país centroamericano, la niña junto a su madre partieron el pasado 25 de enero desde Ezeiza.

Luego de hacer escala en Chile y Perú, llegaron a La Habana.

Su madre contó: “Llegamos el día jueves por la tarde, de ahí hicimos un viaje de seis horas aproximadamente hasta la ciudad de Cienfuegos, nos alojamos en una casa de familia a la cual se paga por día. La comida es aparte.”

Respecto a la operación, fue ingresada al hospital Paquito González el día lunes por la mañana donde primero se le hicieron varios estudios y la definición de realizar dicha operación.

En el hospital, la estadía de Míli se paga día a día incluyendo líquidos (agua/jugos) alimento y medicación además de la cirugía, anestesia, e instrumentos utilizados como vías y sueros.

El miércoles 1º de febrero fue operada y según nos contaron “a las 8:00 entró a quirófano estuvo una hora en terapia para saber que respondiera bien en el post quirúrgico a la sala (habitación) llegó  a las una y media, se despertó y luego siguió durmiendo durante todo ese día.”

También señalaron que “la operación fue un éxito inesperado, ya que si bien los médicos iban a hacer todo lo que estaba a su alcance, se esperaba como resultado mucha pérdida de sangre por la magnitud del procedimiento, lo cual no ocurrió, sino todo lo contrario. Fue una de las operaciones más exitosas que hubo en el hospital, con una evolución increíble.”

Luego dijeron: “Su evolución es muy buena ya que la niña tiene muchas ganas de seguir adelante, tiene mucha voluntad. Ya le retiraron las vías y la medicación se la dan vía oral, molida y es ingerida con sorbete.”

En los primeros días de esta semana, Mili esperaba el alta médica algo que seguramente ocurrirá de no mediar ninguna complicación. De todas maneras se trata de un proceso lento de recuperación dada la complejidad de la operación a la que fue sometida y también a su edad.

“No podremos volver hasta que el médico nos dé el alta definitiva, estaremos en la casa de familia donde alquilamos hasta nuestra partida hacia Los Toldos” finalizó diciéndonos la mamá de esta pequeña luchadora a la que nuestro pueblo espera con los brazos abiertos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios