Sábado 13 de Julio de 2024

Hoy es Sábado 13 de Julio de 2024 y son las 06:57 -

DEPORTES

30 de junio de 2024

Es argentino, a los 12 años se fue a vivir a Europa, fue campeón y está cerca de probar un Fórmula 1

Sacha Fenestraz nació en Francia, creció en Córdoba y corre en la Fórmula E. Del inmueble que vendió su padre para ayudarlo, a las anécdotas con su amigo Lando Norris y al accidente que lo traumó en Japón. Se entrena en el simulador de un equipo de la Máxima

Sacha Fenestraz confiesa que su familia vendió un inmueble para ayudarlo/>

 

Sacha Fenestraz confiesa que su familia vendió un inmueble para ayudarlo

La falta de resultados en la Fórmula 3 en 2018 lo sacó del programa de Renault F1 y su carrera tuvo un giro impensado en Asia. “Fue una decisión difícil porque 2018 fue uno de los peores años de mi carrera deportiva. Firmamos con Carlin, donde el año anterior había corrido Lando y había sido campeón en la Fórmula 3. Al año siguiente él pasa a la Fórmula 2 y se llevó los mejores ingenieros. Renault me dejó a fines de temporada y sabía qué iba a pasar porque me pedían terminar tercero en mi primera temporada. Me puse como objetivo el Gran Premio de Macao (una de las carreras más importantes de la Fórmula 3), donde si me iba mal pensaba en dejar el automovilismo, pero si me iba bien, quería darme una chance y terminé segundo con un auto que no daba para eso. Ahí me voy para Japón gracias a Loic Duval, que es amigo de Pechito. Hablé con él y me dijo ‘no dejes el automovilismo y dale una chance a Japón. Vas a ver que si hacés un buen primer año te podés quedar como 20 años’. Hice el campeonato de Fórmula 3 y salí campeón con el equipo B-Max ,que no era uno de los mejores y el más fuerte era Tom’s. Ahí me contrató Toyota para ser piloto profesional y fue un sueño porque con doce meses de diferencia estuve entre retirarme a tener una gran posibilidad. Me gustó mucho por la experiencia de vida. El respeto por el ser humano”.

Sin embargo, luego vivió una pesadilla con la pandemia de COVID-19. “Había vuelto a la Argentina y cuando quise regresar en enero de 2021 en la embajada de Japón me dijeron que no daban más visado. Tuve que esperar diez meses a que se reabriera el país. Al año siguiente peleé el título en la Súper Fórmula y era una temporada a todo o nada. Terminé subcampeón y podría haber peleado un poco más si tenía otro equipo. Tenía el equipo Kondo”.

 

El terrible accidente de Sacha Fenestraz en la Súper Fórmula de Japón en 2022. El impacto arriba y abajo del auto

En esa temporada sufrió un gravísimo accidente en Fuji y revela lo traumático que fue la primera vez que volvió a pasar por el lugar del choque. “En el momento pasa tan rápido que no te das cuenta. Sí lo tomé en cuenta en la carrera siguiente cuando volví a Fuji y pasé por esa curva y me dio un poco de escalofríos. En el momento el susto más grande fue para mi familia”.

De su vida en Japón destaca que “es un país extraordinario, con una sociedad muy respetuosa. Tal vez porque su cultura es milenaria. Tengo amigos japoneses que me han tratado de diez desde el primer día. Son personas muy amables y educadas. Me impacta el trato que tienen entre ellos. Tratan igual a sus propios compatriotas como al que viene de afuera. Es decir, para tratar bien al extranjero, primero se llevan bien entre ellos”.

Enchufado.

 

Las anécdotas de Sacha Fenestraz con Lando Norris: la reacción del inglés al probar el fernet y una carísima factura de luz

Desde fines de 2022 corre en la Fórmula E, la categoría de autos eléctricos, en el equipo Nissan. Si bien aún no obtuvo buenos resultados, se tiene fe para lo que viene y explica qué le falta: “El año pasado fue positivo y pude hacer buenas clasificaciones. En carrera no podía redondear por la falta de energía. Me falta la experiencia del campeonato y estoy aprendiendo mucho de mi compañero de equipo (Oliver Rowland). Es muy conocido en la categoría y dicen que es como un Max Verstappen. Él tiene seis temporadas y cuando lo veía yo quería copiarlo, pero eso no es lo mejor. Lo que tengo que hacer en las próximas carreras es tratar de tranquilizarme y aceptar la realidad de que tengo menos experiencia que mi compañero”.

Sacha viene pidiendo a la organización de la categoría y a la Federación Internacional del Automóvil (FIA) que le permitan correr con bandera argentina. Pero su pasaporte de nuestro país no estuvo listo en el momento de las inscripciones, y debió mantener la licencia francesa. Aunque encontró una alternativa para llevar los colores celeste y blanco y utiliza un casco dedicado a los campeones mundiales de fútbol con las tres estrellas. “Sabía que quería hacer eso del casco por la Copa del Mundo y, como no iba a poder correr con la licencia argentina porque no tenía el pasaporte, no tuve otra alternativa. Como con el casco puedo hacer lo que quiera...”, esgrime.

Sobre cómo hizo para adaptarse a bajar la velocidad y administrar baterías, cuenta que “no fue fácil por todo lo que vos traes del automovilismo convencional. Tenés que estar entre muchos autos y te tenés que adaptar al resto y aprender a guardar energía. Hoy estamos viendo carreras en la Fórmula E que son 15 veces mejores que la F1, con sobrepasos, estrategias, el año que viene se vendrán las paradas en boxes con recarga de batería. Además de llegar a la F1 mi sueño es ser campeón mundial de la Fórmula E”. “Creo que podría ser posible ganando experiencia. Pero la F1 es mi último sueño. Vengo trabajando con un equipo de F1. Estoy cerca y aprendiendo mucho con ellos. Pero por ahora estoy muy contento en la Fórmula E y con Nissan, tengo contrato con ellos para el futuro. Me gusta el campeonato”, añade.

La categoría es la primera de motorización eléctrica y a fin de año se cumplirá una década de su temporada debut. Llegó a haber tres fechas en la Argentina entre 2015 y 2017 en un circuito que recorrió parte de Puerto Madero y Costanera Sur. Era el época en la que los pilotos debían cambiar de auto a mitad de carrera debido a que las baterías se agotaban. Las actuales citas latinoamericanas fueron en México y en Brasil. Este sábado y domingo en Portland se disputará la penúltima fecha y el cierre será en una semana en Londres. El campeonato lo lidera el neozelandés Nick Cassidy (167 puntos) y lo escolta el alemán Pascal Werhrlein (142). Las fábricas (Jaguar, Nissan, Porsche, Maseratti) que tienen sus equipos utilizan esta competición como banco de pruebas para sus autos de calle.

La Fórmula 1

 

Fenestraz habla sobre el equipo de Fórmula 1 con el que trabaja

Desde el año pasado que está trabajando con un equipo de F1 y anticipa que probará un auto. “Fue en marzo del año pasado. Vivía en España y estaba saliendo del gimnasio. Me llamó mi manager y me dijo ‘¿te pintaría trabajar para este equipo de F1?’ ‘¿Vos me estás jodiendo?’, le dije. Obviamente me encantaría lo del simulador, pero sólo firmo con la condición de manejar el auto. Fuimos hablando y ellos también estaban interesados en que subiera al auto. Vimos detalles como lo de la Superlicencia y ellos la hicieron. Y acá estamos laburando. Para poder quedar me hicieron una prueba en la que me filmaron en el simulador y quedaron muy conformes. Con el feeling con el auto me fue muy bien. Comencé a trabajar y ahora me dieron más protagonismo. La prueba se debería dar. Por ahora no tengo fecha fija y calculo que será este año y o el año próximo.

Sobre las diferencias entre la F1 y Fórmula E explica que “a nivel profesionalismo no es muy diferente que a la Fórmula E. El volante es casi igual y los ingenieros nos dicen que los pilotos somos casi ingenieros también por todos los controles que tenemos que manejar. Ellos (F1) tienen mucho respeto por la Fórmula E y desde que se inició la era híbrida están muy interesados en pilotos que corran en la Fórmula E. El presupuesto es mucho más alto y hay 1.300 personas contra un equipo de Fórmula E que tiene 150. Aún no puedo decir qué equipo es, pero se van a sorprender″.

 

Fenestraz revela las complicaciones para estar en pareja por su estilo de vida

Aunque por su estilo de vida revela las complicaciones tiene para estar en pareja. “Mi vida no es fácil. La gente me dice ‘qué bueno, viajás por el mundo, visitás, conocés gente y vivís de tu pasión’. Es verdad, no me quejo, pero lo que la gente no ve es que el año pasado hice más de 138 vuelos, más de 350 horas arriba de un avión, muy pocos días en mi casa. Ahora es la primera vez en seis meses que estoy una semana en mi casa. Tener estabilidad en mi vida es muy difícil y poder programar una semana en mi casa, tener una pareja con toda la vida que tengo, lo hace muy difícil. Cuando estoy en casa me desconecto y no me muevo, soy aburrido en ese sentido. No estoy en pareja y lo hace difícil tener una por el estilo de vida. Estuve en pareja cuando estuve en Japón y me ayudó a encontrar la estabilidad cuando las cosas van bien. Cuando las cosas van mal te complica la cabeza y no te ayuda en el deporte”.

La charla se termina y a Sacha Fenestraz lo espera otro avión que lo llevó a los Estados Unidos, donde este fin de semana compite con la Fórmula E. Es uno de los pocos argentinos que corre un Campeonato Mundial. La licencia francesa es un detalle formal, pero ese acento cordobés no necesita documento ni pasaporte para confirmar que es argentino.

Guardar

Nuevo

 

Ver más

 

COMPARTIR:

Comentarios