Domingo 21 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 21 de Julio de 2024 y son las 02:14 -

LA PROVINCIA

1 de enero de 2024

Triple crimen en Chascomús: hallan muerto al principal sospechoso y detienen a su hijo

Se trata de Francisco Reddy, de 20 años. En el interior de su camioneta la policía encontró una carabina y ahora investigan si se trata del arma homicida

Diego Adolfo Reddy, el hombre que era intensamente buscado como principal acusado de asesinar a tiros a su esposa de 46 años e hijo de 12 en una estancia que estaban cuidando en la localidad de Chascomús, fue encontrado muerto entre unos pastizales, dentro del mismo campo, y por los tres asesinatos detuvieron a su hijo de 20 años.

El sospechoso fue identificado como Francisco Waldemar Reddy, oficial de la Policía bonaerense e hijo de Diego Reddy (44), y ahora declarará ante el fiscal por los crímenes de la pareja de su padre, María Eugenia Suárez (46) y de su hermanastro, Ignacio Reddy (12).

Es que el fiscal Jonatan Robert, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 descentralizada de Chascomús, aguardaba el resultado de la autopsia al cuerpo del padre del joven, para luego formalizar una ampliación de la indagatoria e imputarle también ese homicidio agravado.

Uno de los puntos que le generó dudas a los investigadores es que el joven cuando declaró como testigo se contradijo en la suma de dinero que supuestamente se había llevado su padre luego de cometer los asesinatos, ya que un principio mencionó la cifra de 9 millones de pesos y luego la redujo a 4.

Asimismo, el domingo se había peritado una camioneta Chevrolet S10 blanca, de doble cabina, que pertenecía a Francisco y en cuyo interior se incautó una carabina del mismo calibre que fue utilizada para dar muerte a Suárez y a su hijo, por lo que los investigadores procuraban establecer si el arma secuestrada fue la utilizada para cometer los crímenes.

Mientras que una cámara cercana al campo denominado “Los Pinos”, situado sobre el kilómetro 129 de la Autovía 2, en Chascomús, captó el momento en el que se ve ingresar a Francisco a la estancia, y luego su retirada el pasado viernes 29.

Al respecto, el fiscal Jonatan Robert, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 descentralizada de Chascomús, estimo que en el período de casi dos horas que permanece el sospechoso en el campo se produjo el triple crimen, ya que “hay dos empleados que estaban trabajando esa tarde en el establecimiento rural, que en el horario aproximado a las 18.30 les parece haber escuchado un estruendo similar a un disparo de arma de fuego”.

Por otro lado, el representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) contó que un familiar del acusado declaró como testigo que “le había prestado una carabina al imputado el día del hecho en horas del mediodía”, ya que la necesitaba “para ir a cazar”, lo que “eventualmente puede dar cuenta de una premeditación”.

Con las pruebas recolectadas, el fiscal Robert dispuso ayer por la tarde la detención del joven por los crímenes de Suárez y de su hijo de 12 años, avalada por el juez de Garantías interviniente.

Según el informe que recibió el fiscal, a la mujer prácticamente la fusilaron mientras cocinaba un pollo el viernes pasado. El nene, en tanto, recibió “un solo disparo en el abdomen y diversos golpes con un elemento duro en la zona del cráneo y la cara que le produjo varias fracturas”. El homicida lo atacó cuando se encontraba en otro ambiente de la estancia, alejado unos 40 metros del casco. Ignacio fue auxiliado y trasladado al hospital “San Vicente de Paul”, pero falleció tras ser intervenido quirúrgicamente.

Finalmente el cuerpo de Diego Adolfo fue halla con al menos una herida de arma de fuego, en una zona de pastizales del mismo campo, a unos 250 metros de la casa donde se encontraron los cadáveres de su pareja y de su otro hijo. (DIB)

COMPARTIR:

Comentarios