Sábado 20 de Julio de 2024

Hoy es Sábado 20 de Julio de 2024 y son las 18:19 -

EL CAMPO HOY

8 de mayo de 2023

Cómo son las bombas solares para la extracción de agua

Son la nueva tecnología en energía solar y resultan muy útiles en la producción agropecuaria porque ofrecen soluciones a la demanda de agua sin necesidad de combustible y, por lo tanto, representan un enorme ahorro de costos.

Se trata de las bombas eléctricas sumergibles que se abastecen de la energía que obtienen de los paneles solares en superficie y que pueden proveer de la cantidad de agua que demande la actividad.

El sistema se compone de la bomba, de paneles y de un inversor, los cuales alcanzan una potencia que le permite extraer desde 1.500 a 30.000 litros diarios de agua de las napas.

“Para seleccionar la bomba y el equipo adecuado se debe conocer la geolocalización del campo y la cantidad de agua que se requiera. Luego del estudio correspondiente de las condiciones se arma el dispositivo más adecuado, definiendo la cantidad de paneles, la potencia de la bomba, el inversor y cantidad de baterías”, describió Roberto Ferrari de Amaneceres Renovables, una empresa con sede en 9 de Julio (Buenos Aires) que comercializa productos y tecnología para el aprovechamiento de la energía.

Como ejemplo: para un requerimiento de 10.000 litros, el equipo se compone de una bomba de 1,5 kilowats que puede estar sumergida a 20 metros, un inversor de 2,2 kw y 8 paneles fotovoltaicos que le proveerán hasta 2,5 kw de potencia.

Las baterías, explicó Ferrari, son una opción de almacenamiento de energía, aunque lo recomendable es acopiar el agua extraída en tanques australianos de mayor dimensión.

Las bombas se instalan en las perforaciones de agua ya existentes o se hacen nuevas perforaciones, según la necesidad del productor. Como se dijo, los paneles solares se colocan al pie de la perforación.

“Las ventajas más destacables de las bombas solares es que obtienen su mayor rendimiento cuando mayor es la demanda, es decir en las temporadas cálidas, y que son de simple instalación”.

Además, las bombas solares prácticamente no requieren mantenimiento ya que el sistema está supeditado directamente a la vida útil de las bombas (+25.000 horas) o de los paneles (20 años) o de las baterías (+10 años).

En general, “el beneficio de incorporar energía solar –aportó Ferrari- va desde el necesario cuidado del ambiente, al aprovechar la energía renovable e ilimitada que aporta el sol en lugar del uso de energías contaminantes, hasta la obtención de beneficios económicos por ser de fácil implementación y por reducir los consumos de combustible”.

COMPARTIR:

Comentarios