Jueves 30 de Marzo de 2023

Hoy es Jueves 30 de Marzo de 2023 y son las 21:02 -

ESPACIO INTA

18 de enero de 2023

Bioinsumos: evalúan cepas fueguinas del hongo Trichoderma

Ante la necesaria incorporación de inóculos promotores de crecimiento vegetal adecuados a las condiciones ambientales de la provincia de Tierra del Fuego, el INTA junto con la Universidad Nacional de Tierra del Fuego y el gobierno provincial avanzan en la evaluación del comportamiento de cepas fúngicas de Trichoderma spp. aisladas de rizosfera de cultivos de lechuga.

El INTA junto con la Universidad Nacional de Tierra del Fuego y las secretarías de Ciencia y Tecnología y de Producción y Ambiente de la provincia avanzan en la elaboración de un bioinsumo a base de aislamientos locales de Trichoderma spp., hongo promotor del crecimiento vegetal. Se trata de un proyecto a partir de aislamientos del suelo obtenidos de muestreos en invernáculos de productores de lechuga de Ushuaia y Río Grande.

Iván Gonza Abraham, especialista del INTA Ushuaia -Tierra del Fuego- explicó: “Los productos en base a Trichoderma spp. disponibles en el mercado muchas veces no son eficientes en cuanto a sus resultados en la región”.

“La importancia está en identificar una o dos cepas aclimatadas a los suelos fueguinos, a su temperatura, y poder generar ese inoculo en gran cantidad para que los productores puedan usarlo en sus cultivos”, agregó Gonza. Y destacó que este avance tiene directa relación con una producción orgánica y agroecológica.

Una vez la planta sumergida en ese inoculo y trasplantada a su lugar definitivo, este hongo fomenta el crecimiento, el desarrollo radicular, el desarrollo de la parte aérea y también establece una competencia contra patógenos, explicó el técnico. Y agregó: “En este momento, por ejemplo, estamos probando contra Bortrytis spp., patógeno fúngico que ataca a la lechuga en épocas de mucha humedad, y otros hongos oportunistas como Fusarium spp. y Alternaria spp.”.

En cuanto a los resultados preliminares obtenidos por el equipo en cultivos de lechuga, establecieron que “una de las cepas evaluadas promovió el crecimiento vegetal y obtuvimos mayor peso de raíces en plantas tratadas con esa cepa, en comparación con el resto de los tratamientos”, destacó Paulina Moya, investigadora de la Universidad Nacional del Tierra del Fuego.

De esta manera, Moya remarcó: “Apuntamos a que esa cepa que estamos buscando sea eficiente en el control del patógeno y que, además, sea promotora del crecimiento vegetal para poder emplearla como bioinsumo”.

El equipo investigador cuenta con un pool de cepas aisladas con la capacidad de crecer a temperaturas bajas y que mostraron buenos resultados frente al patógeno Botrytis spp. en laboratorio.  

Asimismo, los investigadores de la Universidad trabajan arduamente en la identificación de las cepas y su reproducción para lograr el inóculo necesario. Además, en conjunto con el INTA desarrolla los ensayos en plantas de lechuga, con el objetivo de evaluar su peso, tamaño y sanidad  frente a la inoculación con el patógeno Botrytis spp. en plantas tratadas con Trichoderma spp.

“En la Isla de Tierra del Fuego estamos acotados a la temporada de producción, en este momento nos encontramos realizando ensayos bajo condiciones de invernáculo en el cultivo de lechuga. En otra etapa, quisiéramos probar las cepas con otros cultivos y observar los resultados”, concluyó Moya.

COMPARTIR:

Comentarios