Jueves 2 de Diciembre de 2021

Hoy es Jueves 2 de Diciembre de 2021 y son las 02:57 ULTIMOS TITULOS:

LOCALES 2

6 de abril de 2020

La experiencia de un médico que estuvo en España y ahora cumple la cuarentena

Alejandro Ibarzábal viajó en el mes de febrero a Barcelona como parte de su residencia. Regresó en un vuelo junto a 300 profesionales repatriados el pasado 29 de marzo y hoy cumple el aislamiento en un Hotel de Buenos Aires.

El médico Alejandro Ibarzábal, egresado de la UBA el año pasado, cumplía su residencia en el Sanatorio Güemes, de la ciudad de Buenos Aires. Hace unos meses le surgió la posibilidad de ir a España a una instancia formativa llamada rotación. Partió a Barcelona el 29 de febrero, para perfeccionarse dentro de la medicina general y familiar.

“España es un país con la misma cantidad de habitantes que Argentina aproximadamente, pero con una superficie seis veces menor” nos cuenta el toldense, intentando trazar un paralelismo. Y luego añade: “Tiene un sistema de salud público bastante aceitado.”

A partir de esta presentación es cuando arranca la parte más interesante de la entrevista:

 

A tu arribo ¿Cuál era la situación en España?

 

Cuando llego a España, el epicentro de la pandemia era Madrid, Argentina no tenía casos confirmados y Barcelona tampoco. A los 4 ó 5 días, recién confirman casos. Por eso, el CAP (Centro de atención primaria) donde trabajaba se fue reestructurando, con cambios día a día, con las definiciones de enfermedad, casos sospechosos, contactos que iba actualizando la OMS. Más o menos para mediados de marzo, España decreta cuarentena, con lo cual cierran todos los negocios. Yo, al estar en el CAP podía circular, pero para los demás era muy estricto.

 

¿Y cuándo empezás a organizar tu regreso?

 

Cuando Argentina decreta la cuarentena y cierre de fronteras, se empiezan a cancelar vuelos. Y si bien yo tenía el vuelo para más adelante, a la mayoría de los médicos se les cancelaron las rotaciones.

Además, nos empezaron a llamar para que volvamos a cumplir funciones en nuestras residencias, en el caso del Sanatorio Güemes se reestructuró casi toda la dinámica del Sanatorio enfocada a coronavirus, toda consulta de rutina quedó postergada.

En este contexto, por medio de las redes sociales, empezamos a contactarnos con otros médicos, en Barcelona, Valencia, Madrid que querían retomar sus puestos de trabajo, viendo que sus equipos y sus residencias se habían puesto a trabajar de lleno en esta pandemia.

Se creó un grupo de Instagram con más de 300 médicos, mandamos email a consulados a ver qué posibilidades había de volver cuanto antes y ahí surge un vuelo desde Zurich, el cual iba a venir a Argentina para repatriar suizos. El tema entonces era llegar a Zurich y para eso se consiguió un vuelo, gracias al aporte de un empresario. Llegamos el sábado a Zurich y el domingo partimos para Buenos Aires.

 

¿Qué hicieron al llegar a Buenos Aires?

 

Al llegar, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires nos trasladó a un Hotel para pasar una cuarentena estricta por 14 días. Luego retomaré mi actividad en la residencia del Güemes, haciendo atención en la guardia de demanda espontánea, donde llegan distintos tipos de pacientes. Hoy la guardia se dividió, una parte en pacientes respiratorios con sospecha de coronavirus y otra parte para pacientes en general.

Para lo que es control de salud o recetas, el Sanatorio creó un servicio de telemedicina, teletriage para que el paciente no se acerque físicamente y evitar contacto. Por eso, se hace atención vía telefónica con algoritmos para preguntar si tuvo fiebre, si tuvo alguno de los síntomas y en base a eso, si es por recetas le tratás de dar receta y si es por algún otro tipo de problema se trata de evaluar si amerita que se acerque y se le envía la ambulancia para ser trasladado al Sanatorio o al Hospital que corresponda.

 

De acuerdo a tu experiencia… ¿Qué podes aportarnos a los toldenses?

 

Creo que lo más importante, sobre todo para evitar que colapse el sistema de salud, es la cuarentena. Los agentes de salud, enfermeros, médicos, bioquímicos, farmacéuticos tenemos que ir a trabajar, aun sabiendo que tenemos una mayor posibilidad de exponernos al virus. Pero el aporte de todos es cumplir la cuarentena para “aplanar la curva” y no tener todos los caso de golpe.

Otra cosa importante son las medidas higiénicas, fundamentalmente el lavado de manos con agua y jabón.

También hay que cuidar a las personas de riesgo, mayores de 65 años con alguna comorbilidad, otras enfermedades, los que son inmunosuprimidos, que son más propensas a ser casos graves.

Otra cosa importante es la vacunación, si bien la gripe es por otro virus, siempre es bueno aplicar la vacuna a las personas que correspondan, el rango etario que corresponda porque eso es lo que vio la misma influenza tenga tasas muchísimo más bajas de mortalidad gracias a la prevención por vacunación.

 

Algún mensaje para tus vecinos y amigos…

 

Algo muy importante, debemos entender que, de esta pandemia, vamos a salir adelante entre todos. El “granito de arena” lo tenemos que poner todos, a unos nos tocará atendiendo pacientes y a otros la función clave será permanecer en sus hogares para evitar la propagación del virus.

Credito Periódico Impacto

COMPARTIR:

Comentarios