Jueves 2 de Julio de 2020

  • 4.7º
  • Algunas nubes

4.7°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

DEPORTES

27 de enero de 2020

Bryant, el fallecido astro de la NBA y su admiración por los argentinos

La denominada 'Mamba Negra', cuarto anotador histórico de la NBA con 33.643 puntos, también supo juntarse y compartir momentos con figuras de la talla de Diego Maradona o Lionel Messi, entre otros.


Kobe Bryant, el astro de la NBA que hoy falleció en un accidente aéreo en el estado de California a los 41 años, siempre exhibió admiración hacia los deportistas argentinos, mostrándose elogioso con un par del básquetbol como Emanuel Ginóbili.

La denominada 'Mamba Negra', cuarto anotador histórico de la NBA con 33.643 puntos, también supo juntarse y compartir momentos con figuras de la talla de Diego Maradona o Lionel Messi, entre otros.

La relación amistosa entre Bryant-Ginóbili empezó, tal vez, en aquellos duelos excepcionales que se dieron a principios de los años 2000 entre Los Angeles Lakers y San Antonio Spurs, dos equipos protagonistas por aquellos años de NBA.

De hecho, el estreno del escolta bahiense en el máximo circo basquetbolístico internacional ocurrió en octubre de 2002, en ocasión de un encuentro que los Spurs le ganaron a los Lakers por 87-82, en el Staples Center. Y una de las tareas que le encomendó esa noche el DT Gregg Popovich resultó “defender a Bryant”, según contó 'Manu' tiempo después.

“Creo que no hice el ridículo. Le robé un par de pelotas y me metió un par de dobles. Pero no me preocupa porque ese fenómeno le metió puntos a todos. Festejé el robo de atrás a (Kobe) Bryant; lo festejamos todos porque fue decisivo. Nos fuimos a 8 puntos de ventaja, a 2 minutos del final”, relataba Ginóbili a La Nación.

Esa 'buena onda' entre los dos escoltas se mantuvo no sólo en los enfrentamientos por NBA sino cada vez que los seleccionados de la Argentina y Estados Unidos se cruzaban por duelos oficiales (Juegos Olímpicos Beijing 2008 o Londres 2012) u otros de preparación.

La última vez que se los vio juntos en un evento público a ambos basquetbolistas ya retirados ocurrió el año pasado en China, en ocasión de la disputa del Mundial de la disciplina que finalmente ganó España al derrotar a la Argentina en la final (95-75).

“Fue divertido sentarme con él, porque observa el juego como yo. Es muy analítico. Antes competíamos entre nosotros, pero está bueno que ahora me diga qué piensa del juego. Hacía tiempo que no departíamos”, reveló Bryant sobre Ginóbili.

Otro jugador argentino sobre quien alguna vez Kobe se pronunció en manera respetuosa pero en tono de advertencia es el cordobés Campazzo. Y no sólo por aquella tapa que el hoy astro del Real Madrid le efectuó a un tiro lanzado por la 'Mamba Negra' en un amistoso que ambos seleccionados animaron en el Palau Sant Jordi de Barcelona, en la previa de Londres 2012.

Días después, ya en la cita olímpica, Estados Unidos derrotó a la Argentina (126-97) por la fase clasificatoria, en un partido que halló cierta paridad en la primera parte.

Pero cuando el 'Dream Team' norteamericano apretó el acelerador y sacó diferencias empezaron ciertos roces entre jugadores de ambos equipos, con Campazzo y Russell Westbrook como protagonistas.

Los escarceos y tumultos derivaron en discusiones, por las que Bryant retó al ese entonces integrante del plantel de Peñarol de Mar del Plata.

“Le dije que estaba equivocado, que jugara limpio. Tengo un gran respeto por Argentina y por lo duro que juegan. Pero lo que hizo (Campazzo) estuvo fuera de lugar y se lo dije”, admitió en aquella ocasión el astro de los Lakers, a los enviados argentinos a Londres.

El ambiente del fútbol y los principales exponentes argentinos también dejaron una marca en Kobe. Tanto que el histórico escolta de la franquicia californiana nunca ocultó su admiración por Diego Maradona.

“De chico quería ser Maradona un día, Roberto Baggio otro, o Marco Van Basten otro”, repitió alguna vez Bryant, en referencia a que vivió su niñez en Italia y observaba por TV los partidos del Nápoli, Inter o Milan de fines de la década del '80, a partir de que su padre Joe, también jugador de básquetbol, supo revistar en clubes de la A-1 o A-2 italiana durante siete temporadas.

Con el paso del tiempo, Kobe supo admirar a Messi, a partir de que uno de sus amigos en la actividad, el catalán Pau Gasol, es fanático del Barcelona. Y uno de los primeros encuentros entre ambos se produjo en los Juegos Olímpicos Beijing 2008, cuando el astro rosarino integró el equipo que logró la medalla dorada, bajo la conducción del DT Sergio Batista.

Luego, Bryant-Messi afianzaron esa relación de mutuo afecto y admiración, a partir de que ambos coincidieron en filmaciones de auspiciantes comunes como la de una empresa de aeronavegación de bandera turca.
 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios