Domingo 25 de Julio de 2021

Hoy es Domingo 25 de Julio de 2021 y son las 22:20 ULTIMOS TITULOS: Oficializan la designación de Cantard somo secretario de políticas universitarias / Alerta por la crecida del Río de La Plata en la costa del área metropolitana y La Plata / Turquía anunció la detención de un sospechoso del atentado en Estambul / El gobierno nacional concedió un anticipo financiero de $3.500 millones a la provincia de Buenos Aires / Indagan a los recapturados por policías baleados en Ranchos y por fuga del penal / El Gobierno designó a los nuevos titulares de la ANSV, la DNV y la CNRT / Francisco: "La lealtad y la fidelidad no están de moda" / El río Paraná descendió 7 centímetros en Victoria, tras llegar ayer a su pico máximo / Dos muertos al chocar una moto contra un paredón de contención del Puente Alsina / El papa Francisco pidió rezar por las víctimas del atentado en Estambul / Macri derogó el decreto que dispuso devolver el 15% de la coparticipación / Por seguridad cambiaron de celda ocho veces en cuatro días a "El Chapo" Guzmán / Buen tiempo y una máxima de 29 grados en la Ciudad / Macri anuncia la construcción de la autovía en la RN 5 / Independiente y San Lorenzo empataron en la apertura del Torneo de Verano 2016 / "El mundo no busca un líder en Moscú o Beijing, nos mira a nosotros", dijo Obama sobre el Estado de la Unión / Buen triunfo de Ferro sobre Weber en la Liga / La AFA resolvió que el 30 de junio a las 18 se celebren las elecciones / El ministro de Trabajo bonaerense reunió a intendentes y sindicatos para conformar Comisión de Empleo Municipal / Garavano recibió a las Madres del Dolor /

LA PROVINCIA

26 de diciembre de 2019

“Hagamos de nuestro corazón un pesebre para acoger la vida como viene”

El obispo de 9 de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi celebró la misa de Navidad el martes en la Iglesia Catedral de Nueve de Julio. Allí exhortó a los fieles a defender la vida y a “convertirse en un verdadero pesebre” a través del cual “acoger y amar la vida como viene”.

Durante la celebración del  martes en la Iglesia Catedral de Nueve de Julio, el prelado exhortó a los presentes a abrir “los corazones para que brille la luz en las tinieblas del mundo, de la Iglesia y de nuestro propio interior".  Al mismo tiempo instó "a defender la vida del niño, símbolo de esperanza”.

 

En ese sentido subrayó que “justamente en esas noches del alma, en esas noches tuyas y en esas mías, es donde precisamente quiere brillar la luz: esa luz radiante de esperanza que nos viene por el niño nacido en Belén”.  

El prelado recordó que existen muchas situaciones que hoy al hombre lo hacen sentir que “está de noche”. “Hoy existen en el mundo muchas noches ocasionadas por la violencia, por la guerra, por el odio”. “Las que vivimos en nuestra patria, con una crisis tras otra y que nos hace sumergirnos en momentos de desaliento; o esas otras, que vivimos dentro de cada familia ante la pérdida de fe, ante una separación o una pérdida de un ser querido o ante la amenaza de una enfermedad…O también aquella otra, que existe muchas veces en nuestro corazón por estar desanimado o deprimido”. 

Por eso enfatizó que “en esta noche santa, es hermoso saber que Dios nos salva  también en los momentos más oscuros, en las noches de nuestras almas. Porque también fue en la noche cuando el pueblo de Israel salió de la esclavitud de Egipto; fue en la noche cuando nació el Salvador; se hizo de noche cuando murió Cristo en la cruz, en la noche brilló la luz que disipó las tinieblas".

Luego, una vez más convocó a los fieles a defender la vida. Para ello recordó que el nacimiento de Jesús es la clara demostración de que “el Señor nos quiere regalar su gracia a través de la vida de un niño y que ésta siempre llena de esperanza y de gozo”. “Contemplemos el misterio de este niño y digamos nuevamente Sí a la Vida, a esta vida que muchas veces, en esta cultura del descarte, es despreciada y que se la presenta como una  amenaza de la cual hay que defenderse, cuando en realidad la debemos ver como un verdadero don de Dios”.

Por último exhortó a los presentes a convertirse en verdaderos pesebres que den acogida a los que sufren. “Que tu corazón, que mi corazón sea un pesebre. Que tu familia y tu hogar, sean un pesebre, que nuestra patria sea un pesebre para que nazca el niño Dios y venga a disipar las tinieblas y la oscuridad del mundo”.  

COMPARTIR:

Comentarios