19 de noviembre de 2019

Macri y Fernández pujan por el lugar de entrega de atributos

Macri y su equipo habrían organizado realizar el traspaso en la Casa Rosada, pero el Frente de Todos buscaría hacer todo el acto protocolar en el Congreso de la Nación. Se repite lo sucedido en 2015.

A menos de un mes para el cambio de gobierno, otra vez vuelve a generar polémica la diferencia entre las autoridades salientes y entrantes respecto al protocolo de entrega de los atributos.

El equipo de colaboradores preparó una propuesta que fue aceptada por el actual Presidente: la entrega del bastón y la banda presidencial a Alberto Fernández sería en la Casa Rosada.

De esta manera, se sigue con la tradición de las transiciones en 1989 por Raúl Alfonsín, cuando le entregó los atributos a Carlos Saúl Menem en Casa de Gobierno; o en 1999 cuando el presidente riojano actuó de manera similar con Fernando de La Rúa.

Si bien la Constitución indica que el nuevo jefe del Ejecutivo debe jurar en el Congreso, nada señala del bastón y la banda presidencial. La única excepción fue Néstor Kirchner en 2007, cuando realizó el traspaso a su esposa en el Congreso.

Una vez realizado el traspaso de poder, la idea de la Casa Rosada era que el flamante Jefe de Estado se dirigiera en auto por la avenida de Mayo hasta la Casa Rosada para recibir de manos de Mauricio Macri el bastón y la banda presidencial, en el Salón Blanco.

Pero el equipo de colaboradores de Fernández tiene otros planes para el acto del 10 de diciembre: descartaron la propuesta de dirigirse hasta la Casa de Gobierno porque quieren que toda la ceremonia de asunción se realice en el Parlamento.

Según la idea del Frente de Todos, luego de la entrega del bastón y la banda presidencial Alberto se subirá a un auto y se dirigirá hacia la Casa Rosada para tomarles juramento a sus ministros en el Salón Blanco. Una vez finalizada la jura, caminará hasta el despacho que usaba Eva Perón y saldrá al balcón para hablarle a la gente que se congregará en la Plaza de Mayo.

Y las diferencias también aparecieron del lado de Macri, quien quiere evitar que el acto de traspaso tenga un escenario de militancia en los palcos de la Cámara de Diputados.

En 2015, cuando le tocó asumir la presidencia a Macri falló todo el protocolo ya que Cristina Kirchner se negó a hacerle el traspaso de mando. Los motivos fueron explicados en su libro “Sinceramente” y confesó que la imagen hubiera sido “un acto de rendición”.

COMPARTIR:

Comentarios