Jueves 28 de Mayo de 2020

  • 17.6º
  • Despejado

17.6°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

12 de mayo de 2019

Los sospechosos del crimen de Yadón niegan ser los autores de los disparos

Fernández acusó a su primo, Navarro Cádiz, de ser “el tirador”. Pero este lo desmintió. Le practicarán un
dermotest para verificarlo

Juan Jesús “Gitano” Fernández, detenido por su presunta participación en el ataque en el que fue asesinado el funcionario Miguel Yadón y resultó gravemente herido el diputado Héctor Olivares, aseguró que quien les disparó a ambos desde el auto fue su primo, Juan José Navarro Cádiz. Dijo además que él no conocía a las víctimas y que desconocía por qué su primo efectuó los disparos.

Sin embargo, Navarro Cádiz, aunque reconoció que estuvo en el auto que quedó filmado por las cámaras de seguridad, reveló que no disparó contra las víctimas, según informaron fuentes judiciales. Pero la fiscal del caso le solicitó a la Justicia uruguaya que le practiquen un dermotest para establecer si tiene restos de pólvora en sus manos. 

El joven de 25 años fue detenido el viernes en la ciudad uruguaya de Paysandú, junto a su madre, luego de haberse escapado hacia el país vecino por el paso de Colón, Entre Ríos. En tanto, la pistola 40 secuestrada en la casa de Navarro Cádiz (25) es el arma con la que cometieron el ataque, según un cotejo balístico realizado en las últimas horas que ya tiene en su poder el juez de instrucción Mariano Iturralde y a la fiscal Estela Andrades.

LA DECLARACIÓN DE EL GITANO

Desde el viernes y hasta la madrugada de ayer fue indagado Fernández (42), luego de que fuera detenido en la localidad entrerriana de Concepción del Uruguay cuando estaba con el padre de Navarro Cádiz y un niño de siete años. “Mohamed”, a quien inicialmente los investigadores llamaban “El Gitano”, declaró que la madrugada del jueves estuvo durante varias horas consumiendo alcohol, especialmente “petacas de whisky barato”, y también cocaína en la puerta del bar “36 billares”, ubicado en avenida de Mayo al 1200, a dos cuadras de la plaza del Congreso.

Según las fuentes consultadas, el imputado aseguró que primero se encontraba con Luis Cano (65), otro de los detenidos en la causa, pero en determinado momento se quedaron sin alcohol  y entonces se fueron a buscar más y en ese momento apareció en la puerta del bar Navarro Cádiz.

Siempre según la declaración de Fernández, como Cano no se llevaba bien con el joven, se retiró del lugar y ellos salieron con el auto y en un momento estacionaron en la plaza del Congreso con el Volkswagen Vento gris que quedo filmado en las cámaras de seguridad.

Fernández aseguró que mientras él se estaba “dando un buche con la petaca”, su primo “sacó la pistola y tiró de la nada” hacia los dos hombres que pasaban por la vereda y que para hacerlo le pasó el arma por adelante de la cara, ya que el joven estaba en el asiento del acompañante.

“Mohamed” afirmó que él no conocía a las víctimas, que en ningún momento les habló y que bajó del auto a mirar “sorprendido” lo que había hecho su primo y le dijo que se fuera; agregó que cometió la “torpeza” de haberse escapado. En la misma línea había declarado el viernes su hija, Stefanía Fernández Cano (24), quien afirmó que Navarro Cádiz es “primo” de su padre pero que no tienen relación con esa parte de la familia “porque son de otra manera, son agresivos”.

OLIVARES EN ESTADO CRÍTICO

El diputado nacional Héctor Olivares, baleado el jueves en la plaza del Congreso junto a su asesor, continuaba ayer en “estado crítico”, presentó ayer a la madrugada “una falla multiorgánica, pero sigue con soporte vital y estable, bajo asistencia mecánica respiratoria, según el parte médico dado a conocer ayer, antes del mediodía. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios