Viernes 10 de Julio de 2020

  • 8.4º
  • Algunas nubes

8.4°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

25 de agosto de 2017

Por el mal clima, escasea la yerba mate y podría aumentar su precio en las góndolas

Las fuertes lluvias hicieron peligrar el suministro de un producto esencial para las familias argentinas. Pronostican que incrementaría su valor en las próximas semanas. Denuncian grandes negocios para los intermediarios

La humedad sin límites y el mal tiempo, con fuertes precipitaciones, tienen a maltraer a los productores del norte del país, quienes ven cómo sus productos y plantaciones se ven seriamente afectados. Como consecuencia de ello, en las últimas horas se conoció que, debido a las malas condiciones climáticas, puede llegar a haber en las próximas semanas un faltante de yerba mate en las góndolas.

Según denuncian desde las diversas asociaciones que nuclean a los productores yerbateros, al no ha­berse ideado desde el Estado un programa de contención para ayudar a los fabricantes del producto, los mismos se encuentran a la deriva, esperando que la situación mejore para poder volver a poner en órbita la producción.

Los excesos de agua hacen que las plantas de yerba escaseen, lo que baja notablemente su siembra. La realidad indica que solo un 70% de la zona productora fue cosechada, ya que el otro 30% no tenía hoja. Esta disminución en la producción genera que comience a faltar el producto, y esto puede llegar a repercutir directamente en el precio final que pagan los consumidores.

En las últimas semanas hubo en Misiones dos situaciones climáticas muy llamativas, ambas protagonizadas por grandes lluvias que rompieron rutas, terraplenes y puentes. El exceso de humedad hizo que se soltaran hojas y, al sembrarse la yerba mate en suelos drenados, las dificultades fueron más que los beneficios. 

Frente a esta situación, más de 13.000 pequeños productores se vieron dañados, con plantaciones en jaque y un pronóstico reservado de cara al futuro.

Sin controles

La Argentina, que el año pasado consumió 252.000 toneladas de yerba mate, es el principal productor a nivel mundial. En segundo lugar se encuentra Brasil, y en el tercero, Paraguay. Estos tres países son los principales productores, y en forma conjunta venden el 90% del volumen mundial. 

Hugo Sand, integrante de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM), en diálogo con nuestro diario afirmó que “el precio oficial para la hoja verde es de $6 el kilo y para la yerba sometida a una primera molienda grue­sa, de $22,20 el kilo. A pesar de eso, el valor por kilo en las góndolas trepa hasta los $80, marcando que el productor se queda con migajas y quien se lleva los grandes beneficios son los intermediarios”.

En ese sentido, el dirigente re­marcó que “al no haber controles por parte del Estado en la distribución de la yerba, lo que se logra es que los intermediarios eleven el precio final del producto a grandes niveles, pagando un artículo dos o tres veces más de lo 

que debería costar. Al no haber plantas para sembrar, porque no tenemos hojas, la yerba que se saca es de muy mala calidad, lo que lleva a que la gente pague valores exorbitantes por un mal producto. Sin asistencia del Estado, esta situación se agravará, y los únicos que pagarán las consecuencias serán los consumidores”, subrayó Sand.

Con los valores actuales, el consumidor termina pagando en góndola hasta un 250% más de lo que se le da al productor, evidenciándose así un negocio para pocos, con cientos de millones de pesos en juego, que se encuentra concentrado en pocas manos.

“La situación está en uno de los momentos más críticos”

La semana que viene se reunirá el directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) con el objetivo de fijar los valores de comercialización, entre los que se encuentra el precio que las empresas yerbateras deben pagarles a los productores. Al igual que la última vez, se prevé que no habrá acuerdo y que será el Ministerio de Agricultura el que deberá interceder para establecer el valor de la hoja.

El problema es que históricamente las empresas que monopolizan el sector presionan para poner un precio bajo e incurren en abusos sistemáticos contra los productores de yerba mate. Sin embargo, las circunstancias actuales son de mayor complejidad. “La situación yerbatera está en uno de los momentos más críticos que recuerdo”, relató a diario Hoy Raúl Kosinsky, vicepresidente de la Federación Agraria Argentina, filial Misiones.

El dirigente rural explicó que el cálculo actual de costos de producción indica que el precio “debería estar en 50 centavos de dólar la hoja verde, o sea, más o menos $8,80”. Sin embargo, el valor actual es de $6,02 y las compañías pretenden que no haya ningún tipo de actualización. Al respecto, afirmó que “el problema es que las empresas muchas veces pagan por debajo incluso de lo que establece el INYM y, para peor, estiran los pagos hasta 180 días, sabiendo que con la inflación en 6 meses queda prácticamente un 30% menos del valor de la hoja que se entrega”.

Kosinsky remarcó además que “cualquier reclamo que realizamos por estas cosas no llega a mayores por la connivencia de las empresas con el Estado. El presidente del INYM designado por el Gobierno nacional no hace cumplir la ley”. En ese sentido, aseguró que “va a terminar interviniendo Nación y, como responde a estas empresas, ya sabemos dónde va a terminar esto”.

A su vez, señaló las desigualdades que hay en la cadena de comercialización: “El kilo de yerba mate canchada, salida de secadero y entrada a molino es de $26, La yerba tendría que llegar a góndola a Buenos Aires a $52 el kilo. Ahí se nota la enorme diferencia que tienen las cadenas de supermercado y las grandes empresas”.

Cifras detrás de la infusión argentina

- 13.000 pequeños productores se ven perjudicados por las condiciones climáticas

- 252.000 toneladas fue el consumo de yerba el año pasado en el país

- 38% de la producción mundial de yerba mate se hace en la Argentina

- 30% de la cosecha no fue realizada por falta de hoja

- 250% la brecha existente entre lo que recibe el productor y lo que se paga en góndola,llegando el kilo a $80

Productores de té, en pie de guerra

Los bajos precios que reciben por su materia prima han puesto a los productores de té de Misiones en estado de alerta. Hoy en día, quienes plantan el producto reciben solo $1,50 por kilo y están pidiendo un 30% de recomposición en su valor, esperando recibir $2,08 a partir de las próximas semanas.

Este pedido choca con las intenciones que ya han dado a conocer los industriales que le ponen el valor agregado al producto, quienes hablan de pagar solo $1,60 por kilo, lo que augura nuevos enfrentamientos y medidas de fuerza por parte de los productores tealeros.

Esta situación ha llevado a que se realizaran varias movilizaciones en las zonas productoras, exigiendo el “acondicionamiento de los teales” que, según los productores, están en muy mal estado por el exceso de agua, lo que ha ocasionado abandono de chacras y cosechas enteras que se han perdido.

En la reunión programada para el próximo martes en la Comisión Provincial del Té de Misiones se tratará de llegar a un acuerdo, teniendo tiempo hasta el jueves que viene para consensuar un precio, ya que de no conseguirlo el Ministerio del Agro de la Provincia deberá establecer los valores a través de un laudo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios